Buscador de Castillos

jueves, 7 de febrero de 2013

Momo, el rey del Carnaval

Leyendas en el tiempo.
La leyenda de Momo, el rey del Carnaval


Momo era un dios griego, hijo de la noche y del sueño, nieto del Caos, sus hermanos eran la discordia, el engaño, y la muerte entre otros.

Era un Dios desenfrenado y burlón que se reía de todo el que tenía a su alrededor.
Representaba la burla, la ironía, la crítica, el sarcasmo, la alegría desenfrenada y la locura.
Vivía en el Olimpo con los demás dioses pero siempre andaba riéndose de ellos, gastando bromas y burlándose. Tantas eran sus bromas y locuras que Zeus cansado ya de tanta burla, decidió echarle del Monte Olimpo.
Fue entonces cuando Momo bajo a la tierra, pero no bajo triste ni arrepentido, bajo feliz y contento con su amigo Como, decidido a crear todo el desenfreno y la locura que pudiera por unos días, en un escenario nuevo que explorar.
Siempre iba con una máscara que se levantaba para hacer gestos de mímica grotesca. También llevaba un cetro acabado en una extraña cabeza simbolizando la locura.
Los antiguos adoradores de Momo corrían por las noches con antorchas encendidas, con mascaras y disfraces, coronados de flores cantando y bailando mientras tocaban distintos instrumentos. Aprovechaban estos momentos para gastar bromas sin que nadie les reconocieran.
 Momo en Grecia y Baco en Roma inspiraron a los hombres, desde tiempos muy remotos, a unos días de desenfreno y locura en los que olvidar frustraciones, penas y malos pensamientos al son de la música, el baile y la alegría; una buena combinación para expulsar todos los demonios internos.
Así que ya saben, si pueden... 
¡A soltar las malas vibraciones bailando!.