Buscador de Castillos

miércoles, 12 de junio de 2013

Castillo de San Servando. Leyenda del caballero

Leyendas españolas. Leyendas de Castillos españoles.

Castillo de San Servando. Leyenda del caballero
Castillo de San Servado
Esta es otra leyenda del Castillo de San Servando.
Esta leyenda, se remonta al siglo XVI, en la que el castillo, situado fuera de las murallas de la ciudad, vigilaba el puente de Alcantar que atravesaba el rio Tajo facilitando la entrada a Toledo.
Ya apenas se utilizaba, ya que su cometido, como defensa contra los musulmanes ya no tenía razón de ser, así que dejaban en el Castillo una pequeña cuadrilla de vigilancia.
En aquellos tiempos, Toledo cerraba los portones de sus murallas y puentes al toque de queda y no se volvían a abrir hasta la mañana siguiente.
Una noche, ya de madrugada, los vigias avisaron de movimientos de antorchas en las almenas del Castillo de San Servando, y al poco, gritos de socorro procedentes del Castillo.
Mandaron al sargento de armas con unos cuantos hombres para ver que estaba pasando. Al llegar, uno de los guardias del castillo les informó que habían encontrado a su Alférez asesinado. 
Solo tenía una herida, pero muy certera y profunda en el corazón. 
Nadie había visto ni oido nada, pero así lo habían encontrado, sentado con las piernas extendidas, la espalda apoyada contra la pared, con los ojos muy abiertos y mirada aterrada.
Registraron cada rincón del castillo, incluidas las cuevas y recintos cercanos. 
Cuando volvieron a Toledo le contaron al alcalde todo lo que había pasado.
El alcalde, decidió doblar la guardia del castillo, así que aquella noche mando allí unos cuantos voluntarios para vigilar la fortaleza.
La noche trascurría tranquila y los guardias vigilantes, se habían distribuido por diferentes zonas del Castillo.
A eso de la media noche uno de ellos oyo un ruido extraño en el patio de armas, por lo que bajo a investigar, lleveba una vela en una mano y la espada en la otra, al doblar el recodo de la escalera la vela se apagó y una mano helada le agarró del cuello mientras una dura hoja de acero le atravesaba el corazón.
Exhalando un grito de dolor, se desplomó escaleras abajo.
Cuando se descubrió el cadaver, los soldados volvieron a registrar freneticamente el castillo entero por todos sus rincones, pero no hallaron nada ni a nadie.
El terror iba en aumento, en Toledo, los habitantes de la ciudad no se cansaban de comentar lo sucedido.
Se reunieron los capitanes y decidieron abandonar las defensas del castillo, ya practicamente abandonado y un poco en ruinas, por ser infructuoso y a la vez peligroso.
Días mas tarde, volvió un nuevo rumor que alimentó todavía mas la leyenda del Castillo de San Servando. 
Varios vigias aseguraron haber visto por las noches, a eso de la media noche, hora de brujas y demonios, divisar una enorme sombra de lo que parecía ser un legendario guerrero que paseaba por las murallas del Castillo de San Servando, vigilando amenazante las murallas de Toledo, con una descomunal armadura que a la luz de la luna lanzaba reflejos azules y verdes.
Desde entonces el Castillo quedó abandonado a su suerte.

Mas información en : Leyendas de Toledo