Buscador de Castillos

sábado, 22 de junio de 2013

La leyenda del Castillo de Guardamar

Leyendas españolas. Leyendas en el tiempo. Leyendas web.

La leyenda del Castillo de Guardamar

La leyenda del Castillo de Guardamar
Castillo de Guardamar


Este castillo está situado en un cerro alto y rocoso, muy cerca de la Vega del río Segura, en la población alicantina de Guardamar del Segura.

Allí se encuentran los restos del viejo castillo.
Antiguamente la población de Guardamar estaba dentro de la protección de las murallas del castillo, pero con el tiempo se trasladó al llano,
a los pies del cerro del castillo.

Desde el castillo, se domina la desembocadura del río Segura y el mar.
Muchos siglos atrás, antes de que se construyera el castillo, había un importante santuario ibérico.

Seguramente la leyenda que se cuenta de este castillo, venga de aquellos tiempos remotos, sobre Una Encantada o Una Ninfa.

La leyenda de la encantada

De cualquier forma, se trata de una hermosísima mujer, que aparece paseando solitaria paseando por las orillas del río.

Se sienta en una roca cercana al agua, y peina su larga cabellera con un peine de oro, mientras espera que algún pobre alma pase por allí.

Es muy temida por todos, ya que siempre que alguien a intentado hablar o acercarse a ella, a amanecido muerto ahogado.

Solamente aparece en la noche mágica de San Juan, despacio, entre las brumas del río.

También se cuenta que esta leyenda es de origen árabe, cuando la comarca era musulmana, vivió allí una princesa que se enamoró de un joven y apuesto caballero cristiano.

Al enterarse su padre, se enfureció tanto, que la maldijo y para limpiar semejante deshonra la encerró de por vida en el Castillo de Guardamar.

Desde entonces, todos los años en La noche de San Juan, aparece la bellísima mujer paseando solitaria en espera que alguien la libere de su maléfico encierro y luego desaparece misteriosamente entre la niebla para volver a su cárcel de piedras.