Buscador de Castillos

miércoles, 30 de octubre de 2013

El Castillo de Ucero y la ermita de San Bernabé

Leyendas Españolas. Viajes por España.

El Castillo de Ucero.

y la ermita de San Bernabé 




El castillo de Ucero es una construcción defensiva medieval situada en la villa de Ucero en la provincia de Soria , en la Comunidad Autónoma de Castilla y León, España.




Situado sobre un promontorio rocoso en la orilla del río Ucero, cerca de su nacimiento, dominaba los valles de los ríos Lobos y Chico y toda la parte del cañón del río Lobos.


Lo compone un triple recinto amurallado protegido por un foso. 
El acceso se realizaba por una serie de rampas y un puente levadizo. 



Tenía una puerta de acceso que quedaba enfrente del muro sur donde se construyó una ermita que podría ser la de Nuestra Señora de la Villavieja.





Poseía un aljibe, del que solo quedan los restos, y una zona de estancias en donde hoy día se observan los encajonamientos de las vigas en los muros.
La torre del homenaje se mantiene erguida y en relativo buen estado. 




Tiene esquinas de sillería  rematada por  ménsulas que soportaban el almenado. 
Aún se conservan varias gárgolas; una de ellas tiene tres figuras y otra tiene una figura que está sujetando algo mientras que sobre ella se puede ver un águila agarrando una serpiente. 



El techo de la torre es una bóveda ojival que tiene restos de pinturas y está apoyada en modillones decorados con cabezas y personajes. 


En la clave de esta bóveda hay un agnus dei, figura de un cordero que algunos estudiosos encuadran dentro de la simbología templaria.



Hay un pasaje subterráneo que baja desde el castillo al río Ucero recorriendo en zigzag la ladera del cerro. 

La finalidad del mismo era la de tener acceso al agua en caso de asedio. 

El pasaje está en parte derrumbado, pero hay algunas secciones practicables. 



Está construido excavando el hueco en el suelo y cubriéndolo con lajas de sillarejo y calicanto. 


La ermita de San Bernabé


Cuenta una leyenda que en la cueva donde está situada la actual ermita de San Bernabé, antes de que llegara el santo, vivía allí un viejo druida llamado Lam
acompañado de una osa y dos bichos monstruosos.

ermita de San Bernabé

Entre los tres cuidaban y vigilaban la mítica fuente de la sabiduría.

Mas adelante, llegó San Bernabé y se instaló en la cueva, pero antes tuvo que echar al diablo y a las brujas que allí habitaban, ya que interrumpían el descanso de los muertos con sus aquelarres y reuniones.

Las brujas le suplicaron que las dejara quedarse allí a lo que él accedió pero las hizo prometer que se quedarían en las inmediaciones del rio, sin entrar jamas en su Santuario, allí donde construyó su ermita.

Las brujas así lo hicieron, trasladaron sus reuniones a la cueva de La Torcona, donde nacen las aguas del río Guareña reuniendose allí para sus ritos y hechizos en sus días señalados.

Otras cuevas cercanas y relacionados con el lugar son:
Sumidero del río Guareña, Cueva Palomera, Sima de Dolencias, Sima de los Huesos, Cueva Cornejo, Cueva del Moro, Sima de Jaime, Resurgencia el Torcón, Resurgencia La Torcona, entre otras.
Todo el conjunto se llama Ojo Guareña.
Toda la zona, tiempo después paso a ser dominada por Los Templarios que se instalaron en el castillo de Ucero.