Buscador de Castillos

lunes, 25 de noviembre de 2013

La leyenda del castillo de Láchar

Leyendas Españolas. Viajes por España.

La leyenda del castillo de Láchar

La leyenda del castillo de Láchar
castillo de Láchar



En el año 709, aparece en las crónicas la construcción de un palacete mandado edificar por el conde D. Julian, que era el gobernador de Ceuta y de Tanger.

Don Julian tenía una preciosa hija que se llamaba Florinda.

La quería tanto que la mandó a la península para criarla y educarla entre la flor y nata de la aristocracia visigoda.

Don Julián hizo construir el castillo de Láchar como residencia de su hija.

Cuando la niña creció, decidió mandarla a la corte, como dama de compañía de la reina Egilona.

Fué entonces cuando vió a la joven Florinda, el rey Don Rodrigo.

Se encaprichó de ella de tal manera, que la ultrajo y la rapto.

Sucedió entonces la Leyenda de Don Rodrigo y Florinda de la que ya hablamos anteriormente.

Don Julián se volvió como loco, hizo todo lo posible por recuperar a su hija pero todo fue en vano, núnca la volvería a ver.

Furioso y fuera de sí, buscó venganza.

Usó todo su poder y contactos en llevar a cabo la peor venganza que pudiera un hombre llevar a cabo.

Como gobernador de Ceuta y Tanger, tenía amigos muy influyentes entre los musulmanes, así que les convenció sin mucho trabajo para que realizaran una invasión fulminante a la península.

La invasión se produjo, con una aplastante victoria con La Conquista de Gibraltar y la Batalla de Guadalete, de la que también hablamos anteriormente,y dando paso al inicio de la invasión musulmana de forma imparable.

El castillo de Láchar fue reconstruido después de la Reconquista del Reino de Granada y ampliado en varias etapas durante varios siglos por la familia de los Benalúa para crear un palacio inspirado en el cuento de Las Mil y Una Noches.