Buscador de Castillos

martes, 5 de noviembre de 2013

La Leyenda del Castillo de Mascaraque. Toledo

Leyendas de Castillos Españoles. Viajes por España.

La Leyenda del Castillo de Mascaraque. Toledo.


Encontrado en turismocastillalamancha.es

El Situado en Toledo, Castilla La Mancha, se construyó en el siglo XIV por los arabes y según cuenta la leyenda, para proteger a una cristiana.

La verdad es que su construcción es misterio todo un misterio.

Por su situación estratégica no puede ser, ya que esta situado entre valles y colinas de altura poca.

Además tiene muy cerca otros dos castillos mucho mas grandes e importantes como fortificaciones de defensa, el castillo de Mora y el Castillo de Almonacid , con una situación estratégica mucho mejor.


Encontrado en google.es

Para aumentar el misterio, el castillo está decorado con símbolos cabalísticos en los muchas de sus piedras, como el símbolo del pentáculo de Salomón.

Este símbolo, no era utilizado por los árabes, sino por los celtas, quienes lo conocían como "Pie del Druida."

La leyenda de hoy lo explica todo.

Cuenta la leyenda que El Walid de Córdoba, tuvo que hacer un viaje rutinario por los Reinos Taifas.

Se trataba de un joven guapo y apuesto Califa muy versado e instruido en conocimientos diplomáticos que en aquellos momentos eran muy necesarios.

Encontrado en google.es

Se hallaba atravesando "Ma'ancha", o "la tierra sin agua", como los árabes la llamaban, era verano y hacia mucho calor.

Llegaron una población llamada Villa Silos, (la actual Villa de Mascaraque), 
y allí se detuvieron para refrescarse y descansar.

En la fuente del pueblo, el joven califa se encontró con una mujer bellísima que jugaba con el agua de la fuente.

Muy amablemente le ofreció beber de su mano y entre juegos y salpicones surgió una tremenda atracción.

Aunque la mujer estaba casada con un hombre del pueblo, la pasión se desató entre la cristiana y el califa. 

Mientras Califa estuvo por aquellas tierras, la cristiana no perdía oportunidad de  escabullirse de su marido y lanzarse a los brazos de su joven e instruido amante.


Encontrado en amiaireconmigs.blogspot.com.es
Mientras los dos amantes vivían su idilio, los rumores comenzaron a circular por Villa Silos.

El marido de la joven cristiana acabó por enterarse, era un hombre de campo  , huraño y bastante adusto.

Esperó que el califa se fuera para repudiar a su esposa y echarla de su casa, levantando al pueblo entero en su contra.

La cristiana al verse sola contra un pueblo enfurecido, corrió buscando refugio en el castillo de Almonacid, gobernado en aquel momento por un Rey Moro pariente y amigo del Califa.

Este, mando emisarios rápidamente al califa para ponerle al corriente de lo que estaba pasando.

Cuando el Califa se entero, según cuentan, fue tal su desesperación, que reventó un caballo en su camino de regreso para proteger a su enamorada cristiana.

Y así fue como le construyó el Castillo de Mascaraque a
  su joven amada y protegido por los Castillos de Mora y de Almonacid.


Encontrado en castillosdelolvido.com
Según cuentan antiguos escritos guardados celosamente en archivos de la Universidad de Fez, donde el filósofo Averroes cuenta como el ilustrado Califa vivió la más bella historia de amor jamás contada entre un Omeya y una Cristiana.

Por Otro Lado, la cristiana quedo asustada por las maldiciones y abominaciones que desde el pueblo le escupieron en su huida.

 Así fue como mando proteger el castillo con los pentáculos de Salomón,
que por todos era sabido que eran muy efectivos contra toda clase de maldiciones.

Aun asi, el Califa no las tenía todas consigo. 
Así que hizo comunicar los tres castillos por  pasadizos subterráneos y secretos.