Buscador de Castillos

martes, 21 de enero de 2014

Cabo de Finisterre

Leyendas de castillos. Viajes de leyenda. Leyendas Medievales. Castillos Encantados. Viajar por la Historia.

La leyenda del Cabo de Finisterre.
Hace mucho, muchísimo tiempo, cuando España no tenía nombre, llegó un pequeño grupo de familias, procedentes de tierras del norte, buscando lugares mas cálidos para vivir, y sobre todo querían llegar al final de la tierra.
Llegaron hasta lo que hoy es Galicia.
Cuando llegaron allí, se prepararon para pasar su primera noche, eran adoradores del sol y quisieron ver como se ponía en el horizonte, ofrecerles sus plegarias y pedirle que les protegiera en aquella misteriosa tierra. Caminaron hasta el punto mas saliente de la tierra y toda la tribu observo tristemente como el sol iba desapareciendo poco a poco en el mar, entonces vieron como una explosión de luz con el último rayo de sol al ponerse el sol en el mar.
Aquel era sin duda un lugar sagrado, mágico y misterioso, allí el sol desplegaba todo su esplendor y fuerza. Aquello era sin duda, el fin del mundo, el fin de la tierra, Finisterre.
Decidieron quedarse allí, donde acababa la tierra de los vivos y comenzaba el mundo misterioso y desconocido de los muertos.
Construyeron un precioso altar de piedra al que llamaron Ara Solis.
Con el tiempo su pequeño poblado se convirtió en una prospera ciudad conocida en la antigüedad como Dugium.
En lo mas alto del monte construyeron un lugar especial para hacer sus ritos y cultos a la fertilidad, preparando una gran piedra plana a modo de cama donde iban las parejas que querían concebir un hijo. Esta piedra permaneció durante siglos, se la conocía como "a cama do santo", aunque muchos siglos después, fue destruida por considerarse un símbolo pagano.