Buscador de Castillos

sábado, 1 de febrero de 2014

La leyenda del Suspiro del Moro

Leyendas de castillos. Viajes de leyenda. Leyendas Medievales. Castillos Encantados. Viajar por la Historia.

La leyenda del suspiro del moro

suspiro del moro


Tras arrebatar los Reyes Católicos el último reducto de la dominación musulmana a Boabdil (Mohamed Abu Abdalahyah); el rey moro y su séquito fueron desterrados de Granada y les fue cedido un pequeño territorio en las áridas Alpujarras, donde aguantarían aún unos años.
 La caída de Granada se debió a la despreocupación de Boabdil por la defensa de Granada y su afinidad a las fiestas y al ocio. 
Camino a su destierro, Boabdil no osó girar la mirada hacia Granada, y sólo cuando estuvo a mucha distancia, sobre la colina conocida por El Suspiro del Moro se detuvo y observando por última vez su palacio... suspiró, y rompió a llorar. , y fue su propia madre quien le dijo:
"Llora como mujer lo que no has sabido defender como hombre".

Tras arrebatar el último reducto de la dominación musulmana a Boabdil, el rey moro y su séquito fueron desterrados de Granada y les fue cedido un pequeño territorio en las áridas Alpujarras, donde aguantarían aún unos años.

Hoy en día este lugar donde, supuestamente, se produjo tan sentimental hecho, es un puerto de montaña, de 865 metros de altitud, llamado (como no podía ser menos) “SUSPIRO DEL MORO”. Desde el que es posible deleitarse con una maravillosa vista de la ciudad de Granada.