Buscador de Castillos

lunes, 29 de septiembre de 2014

La leyenda del Parador de Santo Domingo de La Calzada

Leyendas de Castillos Españoles. Leyendas Medievales. ¿Que pasó aquí?

La leyenda del Parador de Santo Domingo de La Calzada


Lo que comenzó siendo un humilde hospital, en el siglo XII , es hoy un magnífico parador.

Está a 46 km. de Logroño y 68 km. de Burgos.

Lo fundó Domingo García, conocido como Santo Domingo de la Calzada.

Domingo García quedó huérfano muy joven, intentó ingresar en la orden benedictina de San Millán de la Cogolla pero fue rechazado.
Muy contrariado se retiró a los bosques de Ayuela y se hizo ermitaño.

Allí aprendió a estudiar las plantas y sus propiedades curativas en una vida retirada.
Ayudaba y curaba a los peregrinos que por casualidad pasaban por allí de camino hacia Santiago de Compostela.

Ya con veinte años, conoció al que se hizo su gran amigo, el obispo de Ostia, Gregorio, (Gregorio Ostiense), al que ayudó a combatir una terrible plaga de langostas que asolaba Navarra y La Rioja.

Este le ordenó sacerdote poco después y juntos comenzaron a construir puentes y caminos para facilitar el tránsito de los peregrinos hacia Compostela.

Cuando murió el obispo Gregorio, Domingo volvió a sus bosques, pero comenzó a construir una calzada entre Nájera y Redecilla del Camino, por la que se le comenzó a conocer como Domingo de La Calzada.



Esta calzada se convertiría en una ruta muy principal hacia Santiago.

Domingo estaba ya decidido a ayudar a los peregrinos en su viaje hacia Santiago, así que comenzó una ardua tarea para facilitar el camino.

Cuando el rey Alfonso VI de León se apoderó de La Rioja, vio la calzada que se estaba construyendo, como una acceso perfecto de comunicación hacia su reino, así que apoyó totalmente el proyecto, dando a Domingo todo el apoyo necesario para llevar a cabo sus obras.

Así Santo Domingo construyó un robusto puente de piedra, donde había un débil paso de madera en el río Oja.

Edificó un pequeño hospital, hoy el impresionante Parador de Santo Domingo de La Calzada, y una iglesia, hoy una grandiosa catedral, junto con un pozo, para atender a los viajeros que por allí pasaban.

En la actualidad aún existe la Casa del Santo, un albergue de peregrinos, que muchos utilizan para realizar el Camino de Santiago.

A Santo Domingo de La Calzada se le atribuyeron varios milagros y con el tiempo se convirtió en el patrón de los Ingenieros de Caminos, Canales y Puertos.

Lo que empezó como unas pocas casas construidas al rededor de la ermita del santo durante su vida se convirtió en una creciente población.

La iglesia de Santo Domingo de la Calzada, en la que fue enterrado, fue elevada al rango de catedral poco después.

Nueve tablas pintadas, adornan hoy una pared de la catedral y recuerdan los milagros de Santo Domingo.