Buscador de Castillos

martes, 2 de diciembre de 2014

La leyenda de la fortaleza de Pignerol y El hombre de la Mascara de Hierro

Leyendas de Castillos Españoles. Leyendas Medievales. ¿Que pasó aquí?

La leyenda de la fortaleza de Pignerol   y 

El hombre de la Mascara de Hierro

La leyenda de la fortaleza de Pignerol y El hombre de la Mascara de Hierro

La siniestra fortaleza de Pignerol , situada en el corazón de los Alpes, justo en la frontera entre Francia e Italia, era utilizada por el Rey Sol, Luis XIV, como prisión real o lo que es lo mismo, allí mandaba a todos los que consideraba enemigos peligrosos para el reino.

Este castillo está situado en el noroeste de Italia, en Pignerol , cerca del río Chisone.
Dominaba los cruces de caminos entre Francia, Italia y  Suiza.

Aunque hoy Pignerol es un pueblecito italiano, en la edad Media pertenecía a Francia.

En este olvidado castillo, en los confines de Francia, se encerró en el siglo XVII, a un misterioso personaje, condenado de por vida y obligado a llevar una máscara.

Aunque a pasado a la historia como el Hombre de la Mascara de Hierro, realmente la mascara era de cuero con unos resortes en el mentón, que le permitían comer con la mascara sin quitarsela.

Nadie ha sabido jamás quién era este misterioso prisionero.

En la Bastilla quedó constancia de datos guardados del reo, que había ido pasando por diferentes cárceles de Francia hasta llegar allí.

De la fortaleza de Pignerol,  fue trasladado por diferentes fortalezas durante su vida, siempre acompañado de su custodio Benigno de Saint-Mars , gobernador penitenciario, y dos mosqueteros que cuidaban que núnca se quitara la máscara bajo amenaza de muerte.


Estuvo en la Fortaleza Fort Real en la Isla Santa Margarita, al lado de Cannes.

La leyenda del hombre de la Mascara de Hierro

En el Château D´If, en Marsella, muy famoso también por la conocida novela de Alejandro Dumas "El conde de Montecristo".

Château D´If. La leyenda de la Mascara de Hierro
Château D´If



Por último, la misteriosa comitiva acabó en la Bastilla, donde Saint-Mars fue nombrado gobernador penitenciario en 1698.

Allí murio el prisionero en 1703 sin que nadie consiguiera desvelar su identidad.

Fue Voltaire el primero que escribió sobre él.
Cuando estuvo preso en la Bastilla algunos presos le contaron la historia del misterioso reo.

Se trataba de un joven atractivo, alto, delgado y de la mas bella y fina estampa , según escribió.

Cuando llegó a la Bastilla, en 1690, se le alojó espléndidamente, no se le negaba nada.
Llevaba ropa hecha con las mejores telas, y adornada con los mas finos encajes.

Se le daba la mejor comida que se la servía un carcelero sordomudo y tenía prohibido el contacto con el personal de la prisión.

Sentía debilidad por la música y dominaba la guitarra que tocaba a menudo.

En definitiva, era un hombre con un perfil señorial que pertenecía sin duda a una familia de la mas alta nobleza.

Se dirigían a él como príncipe, y nadie se retiraba hasta que él no lo mandaba.

Núnca nadie a llegado a descifrar con prueba legítimas, quién era, aunque muchos han barajado varias hipótesis.

Luis XIV
Luis XIV
Voltaire fue el primero en exponer por escrito su teoría de que aquel preso no era otro que el hermano gemelo de Luis XIV, al que habían escondido y encarcelado durante toda su vida para evitar que se dividiese el trono.

Según Voltaire, el célebre preso tendría una edad muy semejante a la de Luis XIV, que nació en 1638 y falleció en 1715.

A partir de ahí, la imaginación de muchos se dispara.
El tema ha dejado ríos de tinta e inspirado a grandes escritores para escribir sus novelas como es el caso de Alejandro Dumas y "Los tres Mosqueteros" o  "El vizconde de Bragelonne".

Se han barajado muchas hipótesis sobre la posible identidad de este personaje y aquí van algunas:

De todos era conocido las frecuentes relaciones extramatrimoniales de Ana de Austria, esposa de Luis XIII y madre de Luis XIV, por lo que se ha llegado a pensar que el reo podría ser el auténtico padre del Rey Sol.


Ana de Austria
Ana de Austria
Se dijo que en realidad era el duque de Beaufort, (posible padre ilegítimo del rey, por el que Ana de Austria sentía una auténtica debilidad).

También se dijo que era un hijo natural de Ana de Austria y Mazarino;

El ministro de finanzas Nicolas Fouquet, acusado por el rey de malversación de fondos;



Se dijo que en realidad era un médico de la casa real, encerrado para que no revelara la esterilidad de Luis XIII.

Llegó a rumorearse, que el Hombre de la Mascara , durante su cautiverio tuvo un hijo, que rapidamente mandaron a Corcega para que lo adoptara una familia, asegurándoles que su progenitor era de muy buena familia francesa, por lo que le pusieron el apellido de "Bona Parte" convencidos  de su "Buena Familia".

Desde entonces y hasta hoy, la identidad del Hombre de la Mascara ha quedado en el anonimato, siendo uno de los personajes mas misteriosos y que mas dió que pensar a los franceses, y que ya no podremos develar jamás.