Buscador de Castillos

domingo, 28 de junio de 2015

Palacio del Gran Maestro de los Caballeros de Rodas

Leyendas de Castillos. Leyendas Medievales.

El Palacio del Gran Maestro 

de los Caballeros de Rodas 


Encontrado en pinterest.com


Dónde hoy está el palacio, antes era una ciudadela bizantina que funcionaba como sede y fortaleza.

El palacio fue construido en el siglo XIV por los Caballeros de Rodas, que ocuparon la ciudad de Rodas desde 1309 hasta 1522.


Encontrado en pinterest.com
Después de que la isla fue capturada por el Imperio Otomano, el palacio fue utilizado como una fortaleza.

El palacio original fue construido con parte del Templo del Sol que allí se situaba y fue destruido por una explosión de municiones en 1856.


Cuando el Reino de Italia ocupó Rodas en 1912, los italianos reconstruyeron el palacio en un grandioso estilo pseudo-medieval como residencia de vacaciones de Víctor Manuel III de Italia, y más tarde por Benito Mussolini, cuyo nombre aún se pueden ver en una placa grande cerca de la entrada.

Encontrado en 500px.com


Tenía unas dimensiones de 80 metros por 75 metros y fortificaciones de defensa.

 Y, durante el asedio de 1522 sufrió muy pocos daños.

La entrada principal se encuentra en la fachada sur que, a sus lados, tiene dos torres.

La fachada occidental contiene una puerta frente a la cual se eleva una alta torre cuadrada, probablemente obra del Gran Maestre Pierre d´Aubusson.

(Adam Carr at en.wikipedia)

El 10 de febrero de 1947, el Tratado de Paz con Italia, uno de los Tratados de Paz de París, determinó que la República Italiana recientemente creada transferiría las islas del Dodecaneso en el Reino de Grecia.

En 1948, Rodas y el resto de las islas del Dodecaneso fueron transferidos como se acordó previamente.




Los griegos convirtieron el palacio en un museo.

Anterior al castillo existía un templo del sol, cuyas piedras utilizaron después los caballeros de Rodas para construirse su fortaleza.

En la antigua Rodas, se creía que los primeros habitantes que poblaron la isla fueron los llamados telquines, también mencionados por Diodoro Sículo.
Eran los dioses originales de la isla.
En la mitología griega, los telquines eran nueve hermanos, mitad marinos y mitad terrestres.
Tenían la cabeza de perro, la parte inferior del cuerpo en forma de cola de pez o de serpiente y los dedos de las manos palmeados. 

Les llamaban niños-peces y eran cultivadores de la tierra, hechiceros y artistas. 
Tenían el poder de destruir a cualquier enemigo con una sola mirada, dominaban los fenómenos atmosféricos, provocando el granizo, la lluvia y la nieve cuando les convenía.

Inventaron las artes, siendo los primeros en crear imagenes de dioses.
Trabajaban con latón y con hierro, y fabricaron la hoz con la que Crono castró a Urano y el tridente de Poseidón, ambas armas ceremoniales. 

Según contaba Ovidio, el dios Zeus no les perdonó que manipularan los fenómenos atmosféricos, y acabó con ellos enviándoles un diluvio inundando la isla de Rodas. 

Cuando terminó el diluvio y la isla reemergió, fue ocupada por el dios Helios.

Los telquines se dispersaron por todo el mar Egeo, llevando sus conocimientos sobre metalurgia a lugares tan dispares como Chipre, Sición, Licia y Orcómeno. 

Los habitantes de Rodas construyeron un templo dedicado al sol, (Helios).


http://www.ancient.eu/uploads/images/1115.jpg?v=1363703679

El Coloso de Rodas

El Coloso de Rodas era una gran estatua del dios griego Helios, realizada por el escultor Cares de Lindos en la isla en 292 a. C. y destruida por un terremoto en 226 a. C. 
Es considerada una de las Siete maravillas del mundo antiguo.

https://patrimoniosdelmundo.wordpress.com/
Todo lo que se conoce sobre esta estatua se debe a las noticias que dejaron los escritores antiguos Plinio el Viejo, Polibio y Estrabón.
Plinio contaba de su viaje a Rodas:

"Pero de todos el más admirado fue el Coloso del Sol, en Rodas, hecho por Cares de Lindos, alumno del Lisipo antes mencionado. Esta estatua medía 70 codos de altura. Después de 66 años un terremoto la postró, pero incluso yacente es un milagro. Pocos el pulgar pueden abarcar con los brazos, sus dedos eran más grandes que la mayoría de las estatuas que tenían marfil. El vacío de sus miembros rotos se asemeja a grandes cavernas. En el interior se ven magnas rocas, con cuyo peso habían estabilizado su constitución. Doce años tardaron en terminarla y costó 300 talentos, que se consiguieron de las máquinas de guerra abandonadas por el rey Demetrio en el asedio de Rodas.
Plinio el Viejo, Historia natural (34.18.3)


La estatua estaba hecha con placas de bronce sobre un armazón de hierro.
Según Plinio el Viejo, medía unos 32 m:

La base, de mármol blanco, medía 15 metros y habría pesado unas 70 toneladas.

En comparación, la Estatua de la Libertad de Nueva York, mide 46 metros y tiene una base de 48 metros, aunque fue construida más de 2000 años más tarde.