Buscador de Castillos

jueves, 2 de julio de 2015

Chateau de If y El Conde de Montecristo

Leyendas de Castillos. Leyendas Medievales.
Continuación de la entrada anterior:
Castillo de Montecristo de Alejandro Dumas


Chateau de If y 

El Conde de Montecristo


Apenas a una milla de distancia de la ciudad de Marsella todavía se puede ver la fortificación del Castillo de If.

Cuatro grandes bloques amurallados construidos a principios del siglo XVI por orden del rey Francisco I.

Se trata de una isla pequeña , de apenas  tres hectáreas, pero en su día llegó a tener encarcelados a cientos de prisioneros.
Durante casi 400 años el Castillo de If fue la prisión mas siniestra e inexpugnable de Francia.

Encontrado en yinyang.urgente24.com

Los prisioneros permanecían en las plantas inferiores de las torres, sin apenas comida, agua o luz natural.

Por medio de sobornos podían conseguir trasladarse a alguna de las plantas superiores, donde tenían chimeneas y ventanas.

Un lujo que solo podían permitirse algunos de los prisioneros de clase alta que eran enviados allí.

Fue cárcel de prisioneros políticos y religiosos, rebeldes republicanos de las revueltas de 1848, hugonotes o incluso ya en el siglo XX, políticos de las regiones de Alsacia y Lorena.

Algunos presos famosos fueron el escritor y revolucionario Conde de Mireabeu o el socialista Auguste Blanqui.


Esta famosa prisión, dura e infernal hizo que Alejandro Dumas se fijara en el Castillo de If para encerrar a uno de sus personajes más conocidos: Edmundo Dantés, el inmortal protagonista de El conde de Montecristo.

Encontrado en google.com


Allí es donde es encerrado tras la traición de Danglars y Villefort y pasa varios años sumido en la más absoluta desesperación.


En varias ocasiones intenta acabar con su vida sin éxito, hasta que le trasladan a otra celda considerándolo loco, peligroso.
Allí conoce al abate Faria, que intentando escapar  por un tunel que había excavado desde su celda y por error apareció en la de Edmundo.
Así comienza una gran amistad entre ellos.

El abate le enseñará historia, matemáticas, lenguaje, filosofía, idiomas, y química.

Encontrado en google.com
Como resultado de sus conversaciones con Faria, Dantès empieza a juntar todas las piezas de la historia por lo que fue condenado.

Después de una larga amistad, el abate Faria, viéndose moribundo, le confía a Dantès el escondite de un gran tesoro en la isla de Montecristo que ascendía a lo que hoy serían aproximadamente 14000 millones de dólares.

Al morir Faria, los guardias envuelven su cuerpo en una pesada manta, a Dantès se le ocurre ocupar el lugar del cadáver de Faria, llevando el verdadero cadáver a la otra celda.
Los carceleros lo lanzan al mar por un barranco cercano.
Y así comienza la venganza de Edmundo Dantes.

Encontrado en https://flic.kr/p/4BtNFA


"El Conde de Montecristo" es considerado como el mejor trabajo de Dumas, y a menudo se incluye en las listas de las mejores novelas de todos los tiempos.
El libro se terminó de escribir en 1844, y fue publicado en una serie de 18 partes durante los dos años siguientes.

La historia tiene lugar en Francia, Italia y varias islas del Mediterráneo durante los hechos históricos de 1814–1838 (Los Cien Días del gobierno de Napoleón I, el reinado de Luis XVIII de Francia, de Carlos X de Francia y el reinado de Luis Felipe I de Francia).


Trata sobre todo los temas de la justicia, la venganza, la piedad y el perdón y está contada en el estilo de una historia de aventuras.

Encontrado en lecturalia.com

Dumas obtuvo la idea principal de una historia real que encontró en las memorias de un hombre llamado Jacques Peuchet.
Peuchet contaba la historia de un zapatero llamado François Picaud que vivía en París en 1807.
Picaud se comprometió con una mujer rica, pero cuatro amigos celosos le acusaron falsamente de ser un espía de Inglaterra.
Fue encarcelado durante siete años.
Durante su encarcelamiento, un compañero de prisión moribundo le legó un tesoro escondido en Milán.
Cuando Picaud fue liberado en 1814, tomó posesión del tesoro, volvió bajo otro nombre a París y dedicó diez años a trazar su exitosa venganza contra sus antiguos amigos.

En el caso del Castillo de If, hoy en día es una de las atracciones turísticas de la ciudad de Marsella tras varias décadas funcionando como faro.

Cientos de viajeros aprovechan la visita indispensable al puerto viejo para dar una vuelta por los gruesos muros que, en la ficción, acompañaron a uno de los prisioneros más conocidos de la literatura universal.