Buscador de Castillos

sábado, 11 de julio de 2015

El Camelot Africano. Salomón y La Reina de Saba

Leyendas de Castillos. Leyendas Medievales.

El Camelot Africano.

Salomón y La Reina de Saba.


El palacio de Fasilidas. Etiopía.


El palacio de Fasilidas, (Fasil Ghebi), conocido también como el Camelot Africano, fue construido a finales de la década de 1630 y principios de 1640 por orden del Fasilidas, un emperador etíope de la dinastía de Salomón que gobernó en Etiopía entre los años 1632 y 1667. 

Fue conocido por fundar la ciudad de Gondar, en 1632, estableciéndola como capital de Etiopía.


Palacio de Fasilides.
Encontrado en pinterest.com


Según cuenta una leyenda popular, un búfalo llevó al Emperador Fasilidas hasta un estanque cerca del que vivía un "anciano y venerable eremita" quien le dijo al Emperador que debía construir su capital en ese lugar.
Fasilidas hizo que se rellenara el estanque y sobre él construyó su castillo.


Es un ejemplo único de un estilo particular de arquitectura, llamado estilo de Gondar.

Palacio de Fasilides.
Encontrado en pinterest.com

El recinto real de Fasilides o Fasil Ghebi está rodeado por una muralla de novecientos metros de longitud con doce puertas y dos puentes. 
El castillo de Fasilides, es un edificio de base rectangular flanqueado en las esquinas por cuatro torreones redondos rematados por cupulillas, que constituye la obra cumbre del estilo de Gondar


Castillo de Fasilides.
Encontrado en pinterest.com
Gondar era la antigua capital imperial de Etiopía y de la provincia histórica de Begemder. Se encuentra situada en la región de Amhara, al norte del lago Tana en el río Angereb y al sudoeste de las montañas Simen.


Muy cerca de allí , se encuentra la ciudad de Axum, la capital religiosa de la Iglesia ortodoxa etíope.

Axum fue en la antiguedad , la ciudad más sagrada de Etiopía, uno de los lugares de peregrinación más importantes del país, desde donde se controlaba las rutas de comerciales entre África y Asia, y allí estaba El Reino de Aksum.

Fue uno de los reinos mas importantes entre los siglos I d. C. y X d. C.
Se extendía desde los montes de la actual región de Tigray hasta gran parte del norte de la actual Etiopía, desde Yemen hasta el este de Sudán.

Hace unos años, unos arqueólogos alemanes encontraron en Axum los restos del palacio de la Reina de Saba.




Bajo los muros de un antiguo palacio de un rey cristiano, en las excavaciones realizadas en Axum por el equipo de arqueólogos del profesor Ziegert, del Instituto de Arqueología de la Universidad de Hamburgo, encontraron los restos del palacio de La Reina de Saba, La Reina Makeda en Etiopía.

El antiguo palacio tiene una antiguedad de 3000 años.


Encontrado en ethiopianhistory.com
Se cree que el mayor tesoro que albergaba el palacio de la legendaria reina era probablemente el Arca de la Alianza, un cofre de madera de acacia negra recubierto de oro en el que, según fuentes históricas y religiosas, se guardaban las tablas con los Diez Mandamientos que Moisés, según la Biblia, recibió de Dios en el monte Sinaí.



Mas información en El Mundo

La leyenda de Salomón 

y La Reina de Saba

 

Salomón y La reina de Saba
Encontrado en google.es

Según la leyenda , La Reina de Saba era una hermosa mujer dotada de una inteligencia y diplomacia excepcionales.

Conocida como La Reina del Sur , se propuso gobernar su reino sola, defendiendo las leyes a favor de los derechos de las mujeres, y haciendo un juramento de perpetua virginidad.

La fama de su reino y de ella misma comenzó a crecer, llegando a oidos del rey Salomón, muy famoso y conocidos por todos por su gran sabiduría.

La curiosidad del monarca por conocer a la reina de Saba, hizo que le mandaran un mensaje invitándola a visitar su reino.

Desde Saba , la reina también había oido hablar de los conocimientos y la gran sabiduría del rey Salomón y también sentía curiosidad en conocer al rey , pero
no confiaba en las intenciones del monarca, así que le envió un regalo declinando la invitación.



Salomón se ofendió.

Aquel fabuloso tesoro enviado como regalo, no era mas que un insulto, ningún tesoro valía tanto como su sabiduría, y así se lo hizo ver enviando otro mensaje, esta vez a modo de ultimatum.

Cuando en Saba se recibió el mensaje, la reina seguía dudando.

Conocía la fama de Salomón por las referencias de los mercaderes de caravanas.

Sabía que tenía mas de 700 mujeres legales y mas de 300 concubinas, contaban que tenía el poder de hablar con los animales y de comunicarse con los espíritus.

Aún así quería evitar enfrentamientos entre los dos reinos y al fin tomó la decisión de visitar al rey Salomón en una corta visita diplomática.

Visita de La Reina de Saba al Rey Salomón
Encontrado en google.es

Además sentía una gran curiosidad por conocer al famoso monarca, así que preparó una enorme caravana cargada de regalos y comenzó su viaje a través de los 1000 kilómetros de desierto hasta Jerusalén.

Con lo que no contaban ninguno de los dos monarcas era la pasión que iba a surgir entre ellos al conocerse, se enamoraron mutuamente, ella admirada los conocimientos de él y él de la inteligencia y hermosura de ella.

La reina permaneció en Jerusalén durante tres años pero siempre se negaba a dormír en el palacio de Salomón.

Cuando llegó el momento de volver a su reino de Saba, Salomón trazó un plan.
Con motivo de celebrar una gran despedida, organizó un banquete en su honor que duró varias horas.

Cuando terminaron era muy tarde así que la convenció para que se quedara a dormir en el palacio.
Ella accedió pero le hizo prometer que no intentaría nada, a lo que Salomón le dijo que se lo prometía si ella le prometía que no cogería nada del palacio durante la noche.

La reina aceptó muy ofendida sin darse cuenta de que todo era una trampa.

Los sirvientes de Palacio dejaron una vasija con agua al lado de su cama, cuando esta se disponía a beber, una mano la sujeto, era la del propio Salomón que dijo:

"Tu no cumpliste tu parte y yo no cumpliré la mía"

Así fue como se entregaron los dos a una sola noche de pasión, de la cual, según la leyenda, la reina engendro a su único hijo Menelik.

Cuando la reina se dio cuenta que estaba embarazada volvió a sus tierras.

Veinte años después, su hijo Menelik regresó para conocer a su padre, quien inmediatamente al notar el gran perecido, lo reconoció y le ofreció toda clase de honores.

Según la tradición etíope, Menelik viajó a Jerusalén a ver a su padre, quien lo recibió con alegría y lo invitó a quedarse para gobernar tras su muerte.


El Arca de la Alianza.
Encontrada en google.es
Pero Menelik rechazó la oferta y decidió regresar a Saba.

Se llevó consigo la reliquia más preciosa de Salomón, el Arca de la Alianza, y la trasladó a Aksum, donde todavía se encuentra hoy, en una cámara especialmente construida para ello en la Iglesia de Santa María.


Este legendario romance, escrito tanto en la Biblia como en el Corán,  a inspirado poesías, novelas, óperas y películas a lo largo de la historia.

Sabemos que Salomón existió históricamente, sabemos que el reino de Saba existió, también que hubo relaciones entre los dos reinos.

En Jerusalén se han encontrado objetos de este reino que así lo atestiguan y solo queda confirmar la existencia histórica de esta reina.

Salomón y la Reina de Saba
Encontrado en google.es
Aun hoy, en Yemen muchas niñas llevan el nombre de Bilquis, (el nombre en árabe de esta mítica reina).

Aunque no se sabe con absoluta seguridad, si la bella reina existió o simplemente fue una extraordinaria leyenda.

Muchas son las historias que se han contado de ella, pero ni su nacionalidad ni su nombre han quedado claros,  los árabes la conocían como Bilquis, los griegos como Minerva Negra, y para los etíopes era Makeda.