Buscador de Castillos

miércoles, 5 de agosto de 2015

El Castillo de Holyrood y la Orden del Cardo

Leyendas de Castillos. Leyendas Medievales.

El Castillo de Holyrood


Más conocido como Holyrood Palace, fundado como monasterio por David I en el año 1128, ha servido como principal residencia de los reyes y reinas de Escocia desde el siglo XV.

Está en Edimburgo al final de la llamada Royal Mile, la Milla Real.
Es la residencia oficial de la reina Isabel II en Escocia, donde pasa, habitualmente, una temporada a principios de verano.

Holyrood es la palabra anglicanizada de las escocesas Haly Ruid («Cruz Sagrada»).
El palacio está lleno de pasadizos secretos, túneles y sótanos.

Se dice que mandaron a un soldado a investigar por los túneles del Castillo para ver si tenía conexión directa con el palacio.
Éste se perdió y nunca más se supo de él.
Entre las paredes del castillo se suele oír un cántico que entonaba el soldado.

Palacio de Holyrood. Encontrado en pinterest.com


En el siglo XV había una casa de invitados en el mismo lugar donde hoy está el ala norte del Palacio, al oeste de la Abadía y su claustro.

Muchos de los reyes de Escocia han pasado por allí.

A finales del siglo XV Holyrood ya era una residencia real.

Jacobo II nació en Holyrood en 1430, años mas tarde sería coronado rey, se casaría, y viviría allí toda su vida hasta el día de su muerte, allí descansan sus restos.


Entre 1498 y 1501, Jacobo IV construyó un nuevo edificio, convirtiendo a Holyrood en un palacio en todo sentido de la palabra.

Palacio de Holyrood. Encontrado en pinterest.com

El Palacio fue construido alrededor de un patio, situado al oeste del claustro de la Abadía.

Contiene una capilla, una galería, los apartamentos reales, y un gran salón.

La capilla ocupaba la actual ala norte del Gran Patio, con los apartamentos de la Reina ocupando parte del ala sur.

Palacio de Holyrood. Encontrado en pinterest.com

El ala que está al oeste contiene los aposentos del Rey y la entrada al palacio.
Él mismo supervisó la construcción de una puerta de dos pisos, cuyos fragmentos sobreviven en la Abadía.

Jacobo V añadió el empiece de la actual torre noroeste, entre 1528 y 1536.
En esta torre está la famosa habitación que una vez ocupara María, Reina de los Escoceses.

Abadía de Holyrood

Antigua Abadía de Holyrood

Las ruinas de la Abadía, se encuentran en los terrenos del Palacio de Holyrood.

Fue construida en 1128 por orden del rey David I de Escocia.

«Rood» es una palabra antigua que significa Cruz o Santa Cruz (Holy Cross).

Una leyenda relata como un día el rey David I de Escocia, decidió, en contra de los consejos de los sacerdotes, salir de caza el día de la festividad de la Santa Cruz.
Estando en la cacería, al galope, un ciervo blanco (white hart) se le cruzó en el camino.
 El rey decidió perseguirlo, pero su caballo estaba asustado.
El ciervo se volvió y arremetió contra el rey que cayo al suelo.


Ciervo Blanco. Encontrado en google.es

En tierra, rezó para que el animal no lo pisoteara.


Y aquí llega la parte de la leyenda: Se cuenta que apareció una cruz ardiente iluminando al rey entre la cornamenta del ciervo.


 Dos hermanos, Johannes y Gregan, de la Baronía de Crawford en Strathclyde Alta, salvaron al rey.





En agradecimiento, hizo caballeros a los hermanos y fundó la Abadía de Holyrood el año siguiente.

Desde entonces, la familia Crawford adoptó la cresta de una cabeza de ciervo con una cruz de oro entre los cuernos para conmemorar la fundación de la abadía.

Su lema era "Tutum Te Robore Reddam" que significa "Nuestra fuerza te hará fuerte".

Desde el siglo XV, la abadía de Holyrood ha sido testigo de muchas coronaciones y matrimonios reales.

Sufrió numerosos ataques, durante la guerra anglo-escocesa, en 1544, Enrique VIII de Inglaterra, Edward Seymour y Earl de Hertford.

El rey Jacobo II, de Inglaterra convirtió la abadía en 1688 en la capilla de la orden del Cardo.
En 1768, un huracán se llevo el techo de la abadía, quedando hasta hoy en ruinas.


Orden del Cardo


Es una orden de códigos de caballería escocesa.
En Escocia, la Orden del Cardo representa el más alto honor y es la segunda en importancia después de la Orden de la Jarretera.




La fecha exacta de la fundación de la orden es confusa pero, se cree que data del año 809 cuando el rey Achaius formó una alianza con Carlomagno.

Según la leyenda, durante uno de los múltiples ataques entre los vikingos y los escoceses, una partida de guerreros escoceses que estaban durmiendo se libró de ser atacada por los vikingos cuando, a media noche, mientras todos dormían, los vikingos intentaron acercarse a la posición de los escoceses por sorpresa, y para no hacer ruido, se descalzaron.

Uno de ellos, pisó un cardo y sus gritos de dolor alertaron a los escoceses, que despertaron sobresaltados y contraatacaron para defenderse.

Como gratitud hacia la planta que los salvó, el "Cardo Guardián", como le llamaron desde entonces, se convirtió en el símbolo de Escocia.

En el reinado de Jacobo III  el cardo fue reconocido como la insignia de los Stuarts.

Cuando Jacobo IV subió al trono en 1488, el cardo ya se había convertido en un emblema popular.

Muchas antiguas familias escocesas lo usaron como insignia, y también varios antiguos regimientos escoceses lo lucieron con orgullo.

Orden del Cardo

La toga de aquella época aún existe y tiene más de 250 motivos de cardos y ramitos de ruda, conocidos como «la Hierba de la Gracia», el antiguo símbolo de los pictos.

Las leyes estipulaban que la orden estaba formada por el soberano y 12 caballeros, en alusión a Jesús y sus 12 apóstoles.

Los primeros reyes de la Casa de Hannover también utilizaron la orden para reconocer a los nobles escoceses que apoyaron la causa Hannover y la protestante.

El lema de la orden era:
"Nemo me impune lacessit" , "Nadie me daña impunemente".

El cardo es el emblema nacional de Escocia desde hace más de 700 años, la flor nacional de Escocia.