Buscador de Castillos

viernes, 28 de agosto de 2015

El castillo de Monteagudo y El rey Lobo

Leyendas de Castillos. Leyendas Medievales.

El castillo de Monteagudo y

 El rey Lobo

El castillo de Monteagudo y El rey Lobo

Los almorávides, surgieron del Sahara y conquistaron los territorios de  Mauritania, Argelia, Marruecos y la mitad sur de España y Portugal.
Formaron un gran imperio y dominaron Al-Andalus durante los siglos XI y XII.

Luego comenzó la reconquista cristiana, que poco a poco iban recuperando terreno en la península.

La progresiva Reconquista cristiana provocó la crisis del poder almorávide en la Península Ibérica. 

El reino de Castilla y León conquistó Lisboa y Almería.(1147)
El reino de Navarra ocupó Tudela. 
El reino de Aragón recuperó Zaragoza (1118).
Ramiro II fundó la Corona aragonesa y unió del reino de Aragón con el condado de Barcelona.

Tras esta perdida de territorios , los almohades se levantaron desde Africa atacando el Imperio almorávide del Norte de África y ocupando su capital, Marrakech. 

Los almohades eran una secta religiosa originaria del Sur de Marruecos. 
Entraron por Algeciras, atacaban a almoravides y a cristianos por igual.
Eran terriblemente bélicos y sanguinarios, fanáticos en sus creencias , arrasaban y masacraban por donde iban.


Criticaban duramente la relajación moral de los almorávides en sus prácticas religiosas y venían dispuestos a acabar con ellos.

Fue en esos momentos cuando apareció un gran lider y militar andalusí , el rey Lobo.

Muhàmmad ibn Mardanis, conocido por los cristianos como el Rey Lobo (Peñíscola, 1124- Murcia, 1172).

Lideró una fuerte resistencia contra los almohades y mantuvo la independencia del reino de Murcia entre 1147 y 1172.
Mursiya, ( Murcia ), se convirtió en la capital de Al-Andalus y en reino independiente, el rey Lobo se proclamó emir independiente oponiendose a la conquista almohade, que no consiguieron conquistar sus dominios hasta su muerte.

 Las tropas del 'Rey Lobo' expandieron sus fronteras hasta Albacete, Granada, Jaén, Úbeda, Baeza y Carmona. 

Los reinos cristianos apoyaron la resistencia del 'Rey Lobo', convirtiendo al reino de Mursiya en un protectorado de la Corona de Castilla.

El castillo de Monteagudo y El rey Lobo

Con el apoyo de su suego (Ibrahim ibn Hamushk) desde Jaén, Mardanis extendió sus dominios a Jaén, Baeza y Guadix, conquistó Écija y Carmona (1159), amenazó Córdoba y puso cerco a Sevilla, hostigando y batallando sin pausa contra el nuevo imperio africano almohade.

El reino creció y se desarrollo enormemente. 
Fue en ese momento cuando se ampliaron murallas y se completó un cinturón defensivo  con las fortificaciones tres castillos por el Norte.

El 'Rey Lobo' convirtió el Castillo de Monteagudo en su residencia real.
Los castillos de Castillejo y Larache en pabellones de recreo, además de incrementar la seguridad del reino de Murcia con la construcción de un alcázar (Los Alcázares) en la costa del Mar Menor, y el castillo de Blanca para dominar la Vega Alta y el Valle de Ricote.

Castillo de Blanca. Murcia

 La economía del reino murciano alcanzó un gran auge. Los intercambios comerciales se realizaban con la moneda oficial, el dinar de oro, fabricada en Mursiya.

El castillo de Monteagudo y El rey Lobo

Pero el poder almohade en la mitad Sur de la Península Ibérica amenazaba continuamente la independencia del reino de Murcia. 

Como consecuencia del intento de someter  Córdoba, en 1165 se pone en marcha en Sevilla, con dirección a Murcia, un formidable ejército almohade venido del Norte de Africa y reforzado en la Península.

El líder almohade Yusuf I , había pedido refuerzos militares del otro lado del Estrecho.
Su intención era aplastar la Taifa murciana y acabar con su rey.

Unos días después, el Rey Lobo y su ejército sufren una aplastante derrota en el lugar donde el valle del Guadalentín se une a la vega murciana. 

El castillo de Monteagudo y El rey Lobo

Las inexpugnables murallas de la ciudad de Murcia protegieron al emir, a los restos de su ejército y a la población civil, pero las huertas y las suntuosas mansiones de recreo de los nobles murcianos fueron destruidas y saqueadas. 

Este constituyó el primer serio revés de Ibn Mardanis durante su reinado.
En junio de 1169, su suegro y aliado Ibn Hamushk adoptó las doctrinas almohades,  comienzó a colaborar con ellos en la conquista de la zona levantina, traicionando a su yerno. 

Finalmente, cuando prácticamente ya no le quedaban aliados y con la ciudad de Murcia duramente sitiada, murió el Rey Lobo. Era el año 1172. 
Esto supuso el final de la resistencia murciana .

Su hijo Hilal, aconsejado por su padre, se declaró vasallo de los almohades, pudiendo mantenerse como gobernador de la ciudad.

El castillo de Monteagudo 

El castillo de Monteagudo y El rey Lobo

Se encuentra situado a unos 5 kilómetros al noreste de la ciudad de Murcia (Región de Murcia, España) y a unos 10 kilómetros al suroeste de Orihuela.

El castillo está enclavado en un impresionante puntal rocoso que se eleva 149 m sobre el nivel del mar, por lo que domina toda la Huerta de Murcia, regada por el río Segura. 

En 1243, pasó a incorporarse a la corona de Castilla.
Alfonso X el Sabio lo convirtió en su residencia en Murcia.

En el siglo XIV el castillo de Monteagudo se convirtió en la mas importante fortificación de Castilla frente a la Corona de Aragón.
Desde él se vigilaba el Camino Real que unía a Murcia y Orihuela.


Fuentes.- http://www.regmurcia.com
               es.wikipedia.org