Buscador de Castillos

martes, 25 de agosto de 2015

La Historia de Poitiers y el galo Vercingétorix.

Leyendas de Castillos. Leyendas Medievales.

La Historia de Poitiers y 

el galo Vercingétorix.

A principios del siglo I antes de Cristo, antes de la llegada de las tropas de Julio César, se conocía este emplazamiento como Limonum.

El pueblo galo habitaba en Francia y los pictones en el valle del Loira, en Aquitania. 

Fueron ellos los que fundaron Poitiers.

Cuando llegaron los ejércitos de Julio Cesar, los pueblos galos se dividieron.
Unos apoyando a Julio César , y otros levantándose en su contra.

El galo mas conocido fue Vercingetórix, el peor enemigo de Julio Cesar.



Vercingétorix, nació en el año 80 a. C. en Auvernia, y falleció en el 46 a. C. en Roma.

Era el hijo del líder galo Celtilo, de la tribu de los arvernos. 
Cuando estalló la Guerra de las Galias, y las tribus galas se levantaron contra la dominación de Roma.

Vercingétorix logró llamar a la rebelión a la mayor parte de los pueblos de la Galia para enfrentar a Julio César y expulsarle de sus territorios. 

Adoptándo la táctica de la tierra quemada, evitaba el avituallamiento del enemigo, que avanzó hasta la Galia central a través de unos Alpes cubiertos de nieve. 

En un principio las tribus galas rechazaron a las legiones romanas sin problemas pero luego tuvieron que encerrarse en la fortaleza de Alesia, donde ejercieron una defensa desesperada. 

En octubre del año 52 a.C., tras la Batalla de Alesia, el galo Vercingétorix, tuvo que tirar sus armas.

Julio César reagrupó sus tropas en torno a la fortaleza y ordenó la construcción de dos líneas de fortificaciones alrededor de la ciudad. 

Vercingétorix recurrió a un ejército de socorro que atacó el punto más débil de las fortificaciones romanas, pero los galos finalmente fueron masacrados y su líder tuvo que deponer las armas. 



Después de varios meses de sitio, ante las poderosas tropas romanas dirigidas por Julio César, la Galia había perdido su independencia convirtiéndose definitivamente en una provincia romana. 

Fue trasladado a Roma, donde permaneció cautivo durante seis años en el Tullianum o cárcel Mamertina hasta que fue ejecutado. 

Sus hijos fueron educados como romanos.

Siglos después, Vercingétorix se convertiría en uno de los héroes míticos del pueblo francés.


http://www.nationalgeographic.com.es/articulo/historia/actualidad/8668/vercingetorix_rinde_ante_julio_cesar.html

Luego los romanos construirían anfiteatros, termas y acueductos, y probablemente, en el siglo II de nuestra Era, la ciudad fuera la capital de Aquitania.

A finales del siglo III se rodeo de una gruesa muralla que protegía la ciudad.


Palacio de los condes del Poitou-duques de Aquitania. 




El edificio se construyó en el siglo IX sobre las murallas romanas del siglo III en lo mas alto de la ciudad. 

El rey Luis el Piadoso, hijo de Carlomagno, lo convirtió en la sede del Conde de Poitiers.

El primer palacio desapareció completamente tras un incendio en 1018. 

Fue reconstruido por los condes-duques de Aquitania como prueba de su poder.


El conde Guillermo IX de Aquitania o Guillermo el Trovador añadió la torre del homenaje alrededor de 1104 llamada "torre Maubergeon" en honor a su amante, llamada Amauberge (alias "la Peligrosa"),  mujer del vizconde Aimery de Châtellerault y  abuela de Leonor de Aquitania. 

Leonor de Aquitania ya en el siglo XII, hizo construir una nueva muralla y dirigió las obras del palacio de los condes-duques.






De 1192 à 1204, Leonor de Aquitania crea la llamada Gran Sala (en francés "Grande Salle") para remplazar otra más antigua.

Actualmente se conoce esta sala como Sala de los pasos perdidos ("Salle des pas perdus" en francés).

El duque Juan I de Berry, que era conde infante de Poitiers, reconstruyó la parte del palacio destruida por el incendio de 1346.


Se levanta el castillo y se reconstruyen las salas privadas en estilo gótico flamígero por el arquitecto y escultor Guy de Dammartin. 



La Gran Sala se decora con una triple chimenea. 
Estos trabajos tienen lugar entre 1388 y 1416, durante las treguas de la guerra de los Cien Años.

La torre Maubergeon fue reconstruida con tres pisos. Sus ventanas son vidrieras y en lo alto se construyeron diecinueve estatuas, de las cuales se conservan dieciséis. 



Los condes-duques hacían justicia en esta sala. 
Tras la adhesión del Poitou al dominio real, la Sala de los pasos perdidos se convirtió en la Sala del Rey donde ésta impartía justicia. 

El palacio de los Condes se convirtió en sede del tribunal de gran instancia de Poitiers tras la Revolución Francesa. 



La antigua entrada por la llamada "escalera del palacio" se volvió inútil, por lo que se produjeron cambios arquitectónicos.

Se construyó una nueva fachada en la antigua plaza San Didier.

Una escalinata monumental y un pórtico dórico se levantaron en 1821 al estilo de los palacios del Cinquecento, una imagen majestuosa semejante a la que tenía la Justicia en aquella época.




El camino de Santiago de Compostela pasaba por Poitiers por lo que la ciudad acogía a innumerables peregrinos que se detenían en ella .

Allí se llevó a cabo el interrogatorio de Juana de Arco en 1429, antes de que le fuera otorgado el beneplácito para dirigir el ejército real. 

Aprovechándose del favor real y de la presencia de varios eruditos exiliados, Poitiers obtuvo el permiso para la creación de una universidad en 1431. 

A finales del siglo XV contaba con un censo de 4.000 estudiantes.