Buscador de Castillos

viernes, 25 de septiembre de 2015

El Castillo de Perputxent y Al-Azraq.

Leyendas de Castillos. Leyendas Medievales.


Castillo de Perputxent y Al-Azraq



Ubicado sobre una enorme roca en la Sierra de la Solana de la Comunidad valenciana, se encuentra el castillo de Perputxent.
De origen musulmán, se construyó a finales del siglo XII y principios del XIII.

Desde sus almenas se dominaba el valle de Perputxent y una parte del río Serpis.
Se construyó sobre una fortaleza anterior, conocida por los musulmanes como
'Hisn Burbudjan', propiedad del rebelde Al-Azraq.

Mohammad Abu Abdallah , conocido como Al Azraq , "el de los ojos azules", fue un caudillo musulmán que vivió a mediados del siglo XIII al sur del Reino de Valencia.
Hijo de padre musulmán y madre cristiana, mantenía amistad con los reyes cristianos, pasando largas temporadas entre las cortes de Aragón, Valencia y Granada.






Pero Jaime I, el conquistador, estaba decidido a conquistar el territorio valenciano.
Organizó una reunión secreta  con el noble Blasco de Alagón, el Grande,  el maestre de la Orden Hospitaria, Hugo de Folcalquer, y sus consejeros reales en el castillo de Alcañiz.

Durante el verano de 1232  se preparó la conquista de Valencia.
El 26 de octubre de 1232, Blasco conquistó la estratégica población de Morella, al norte de Castellón.

Cuando el rey le reclamó la plaza, pese a la promesa de darsela  por su fidelidad, el noble aragonés se negó.

Fue entonces cuando Jaime I atacó con sus tropas la población de Ares, muy próxima a Morella, cortando las líneas de suministro de la ciudad.
Alegaba que una plaza tan fuerte tenía que poseerla las tropas reales
Mas tarde el rey llegaría a un acuerdo con el noble entregándosela en feudo junto con la villa de Sástago y su señorío.
Sus descendientes serían los condes de Sástago.




Tras la conquista del reino de Valencia por Jaime I de Aragón, Al-Azraq estableció un pacto con el monarca aragonés, por el que obtenía el control de una serie de fortificaciones en los valles de Alcalá y Gallinera.

Sin embargo, debido a los continuos abusos contra la población musulmana, Al-Azraq encabezó tres sublevaciones contra el monarca aragonés:
La primera en 1244.
En la segunda entre 1248 y 1258, Al-Azraq preparó una emboscada en la que estuvo a punto de acabar con la vida de Jaime I que escapó por poco, teniendo que retirarse.
En 1276, las tropas de Jaime I consiguieron sitiar en el castillo de Alcoy al rebelde árabe Al-Azraq, que encontró la muerte en manos de los caballeros venidos desde el castillo de Játiva.

Jaime I obtuvo un gran triunfo sobre la nobleza aragonesa al convertir las tierras conquistadas de Valencia en un reino diferenciado, unido a la Corona de Aragón (1239), respetando sus usos y costumbres y estableciendo los Fueros de Valencia els Furs.
La creación del reino provocó una iracunda reacción de la nobleza aragonesa, que veía así imposibilitada la prolongación de sus señoríos en tierras valencianas.




En la actualidad, la fortificación aún mantiene un muro en la vertiente Este y Sur, construido con tapial de mampostería, y otro en forma poligonal que protege la parte alta del cerro.
En su interior  se aprecia la planta rectangular y el aljibe, donde se ubicaba la zona habitable de la época musulmana.
La fortaleza aún conserva otras tres torres en esquema de “L”.
La torre del oeste es la denominada del “Homenaje”.
Entre ésta y la del sur hubo una gran residencia señorial, aunque solo se conservan las paredes.

El castillo se encuentra a un kilómetro de la población de LORCHA o L'ORXA, en la zona más agreste de la comarca.

Ya a finales del siglo XIII pasó a manos de Arnaldo de Romaní, quien al ingresar en la Orden del Temple cedió todas sus tierras, incluida la fortaleza, a los templarios.
Pero tras la acusación de herejía y condena papal e inquisitorial a la Orden, todas sus pertenencias y propiedades fueron confiscadas.

Las tierras templarias pasaron a manos del rey Jaime II, quien fundó posteriormente la Orden militar de Santa María de Montesa, quedándose con el gobierno del castillo.

A día de hoy, dicen que por la noche se oyen voces y sonidos extraños en el interior del castillo.
Hasta tal punto es conocido este rumor que un grupo de investigadores de la Sociedad Española de Parapsicológía fueron al castillo para realizar un estudio.

Aquí os dejo el enlace de los resultados que encontraron: