Buscador de Castillos

sábado, 19 de septiembre de 2015

El castillo en Peel de la Isla de Man. La leyenda de Mannanan




Leyendas de Castillos. Leyendas Medievales.


El castillo en Peel de la Isla de Man

https://flic.kr/p/5iMtJJ

Fué originalmente construido por los vikingos.
El castillo se encuentra en la Isla de San Patricio que se conecta a la ciudad por la calzada. En la actualidad es propiedad del Patrimonio Nacional de Man y está abierto a los visitantes durante el verano.



El castillo fue construido en el siglo XI por los vikingos, bajo el gobierno del rey Magnus III de Noruega. Si bien ya existían otros edificios monásticos celtas construidos con piedars de mayor antigüedad en la isla, las primeras fortificaciones vikingas se construyeron con madera. 


La sobresaliente torre redonda fue originalmente parte del monasterio celta, pero se agregaron almenas en una fecha posterior. 

A principios del siglo XIV, la mayoría de los muros y las torres fueron construidas principalmente de piedra arenisca roja, la cual es abundante en la zona. 


Después del fin del reinado de los vikingos, el castillo siguió siendo usado por la iglesia debido a la catedral que había sido construida allí, pero fue finalmente abandonado en el siglo XVIII.



El castillo se mantuvo fortificado y se añadieron nuevas posiciones defensivas incluso hasta 1860. En la actualidad, gran parte de los edificios dentro del castillo, que incluyen la catedral,1 se encuentran en ruinas, pero las paredes exteriores se mantienen intactas.



Con las excavaciones de 1982-1987 se reveló un extenso cementerio, así como los restos de la fortaleza de madera original de Magnus III. Los hallazgos más espectaculares fueron la tumba del siglo X de "La Dama Pagana", que incluía un buen ejemplo de un collar vikingo y un alijo de monedas de plata que data de alrededor de 1030. El "residente" más famoso del castillo es Moddey Dhoo o el fantasma Perro Negro.



El Castillo aparece hoy en el reverso de los billetes de £10 emitidos por el Gobierno de la Isla de Man.

El perro negro era un ente espectral que pertenecía al folklore de las Islas Británicas. 

El fantasmagórico perro negro del folklore británico. era un espectro nocturno.
Su aparición se consideraba como un augurio de muerte
Se suponía mucho más grande que un perro normal y con ojos rojos, grandes y brillantes.

Sus apariciones se asociaban a las tormentas eléctricas y cruces de antiguos caminos.

La criatura se considera anfibia. Salía del mar por la noche y paseaba por caminos solitarios. Era el augurio de la muerte.

La Leyenda del Mago Manannan


Cuenta una antigua leyenda celta, que en la Isla de Man, existió un poderosísimo Mago al que llamaban Manannan.

Todos admiraban sus poderes y le tenían un gran respeto.
Poseía una gran sabiduría ya que era un importante druida, pero lo que mas llamaba la atención era su brillante casco, relucía como si estuviera ardiendo, y cuando aparecía entre la niebla, todos contenían la respiración.

Su casco era admirado y codiciado por todos sus enemigos, tanto, que cuando lo veían se quedaban hipnotizados, alucinados, lo que le daba a Manannan unos segundos de ventaja sobre ellos.

Según la leyenda, Manannan también tenía un manto de invisibilidad.
Cuando lo llevaba puesto, nadie en la Isla podía estar tranquilo, ya que Manannan podía estar en cualquier lugar, sentado y escuchando.

http://traemitchell.com/

Además tenía una coraza hecha de un material invulnerable, ni el arma mas afilada la podía romper.

Pero lo que mas llamaba la atención de Manannan era su fabulosa nave. No tenía velas. No llevaba remos. Pero se deslizaba rápida y silenciosamente por las aguas..


Pertenecía a la raza de los Tuatha Dé Dannann y era nativo de la Isla de Man, de ahí su nombre.






La leyenda célta-irlandesa cuenta que hubo una terrible guerra entre dos razas divinas y con grandes poderes mágicos: los Tuatha Dé Danann, que eran las Tribus que adoraban a la Diosa Dana (o Danu, o incluso también Brigit), y los Fomoré, un pueblo misterioso constituido por gigantes que vivían en las islas que rodeaban Irlanda y que siempre estaban amenazando con invadir la isla.


Los Tuatha Dé Danann tenían cuatro tesoros mágicos:

La caldera del Dagda, que tenía la propiedad de proporcionar comida inagotable y de restaurar la vida a los guerreros muertos.

La lanza de Lugh, como casi cualquier instrumento de guerra, es un símbolo de gran poder, simboliza la fortaleza debido a que es recia y no debe vencerse, ni atemorizarse ante el enemigo. 
También se la llama "Lanza de Assal" es llevada a Irlanda por los Tuatha Dé Danann, según los antiguos relatos en lengua gaélica. 
Esta lanza tiene la particularidad de ser flamígera y solo pierde su fuego si es mojada en sangre humana.


También contaban entre sus tesoros la piedra de Fal y La espada de Nuada

Aún hoy pueden verse las ruinas de las que se supone su gigantesca tumba, cerca del castillo de Peel.