Buscador de Castillos

lunes, 23 de noviembre de 2015

La Ciudadela de Zimbabue y Las Minas del Rey Salomón

Leyendas de Castillos. Leyendas Medievales.

La Ciudadela de Zimbabue y
Las Minas del Rey Salomón


El Gran Zimbabue es el nombre dado a las ruinas de una antigua ciudadela situada en el sur de África, en lo que hoy en día es Zimbabue.

Esta fortificación fue el centro de una poderosa civilización conocida como el Imperio Monomotapa que abarcaba zonas de Zimbabue y Mozambique.



El imperio fue instaurado por los Gokomere, ancestros de los modernos Shona. Gran Zimbabue alcanzó su cenit alrededor de los años 1440 por el comercio de oro.
El oro era exportado desde el imperio al puerto de Sofala y a lo largo de la costa al sur del delta del río Zambeze, donde los comerciantes árabes lo intercambiaban por telas de Guyarat.

Pronto, las presiones de los comerciantes europeos y árabes comenzaron a cambiar el equilibrio del poder en la región.



El imperio Monomotapa comenzó a desgarrarse por sus facciones rivales, y el oro de los ríos que controlaban se agotó.
Su comercio fue reemplazado por el tráfico de esclavos.
Por esa época, los estados árabes de Zanzíbar y Kilwa se tornaron prominentes potencias de provisión de esclavos para Arabia, Persia e India.


El imperio fue finalmente conquistado en 1629 por los portugueses y nunca se recuperó.


Se estableció otro reino Mutapa en Mozambique también llamado Karanga. Los reyes Karanga fueron llamados Mambos (en plural) y reinaron en la región hasta 1902.

El Imperio tuvo otro efecto secundario indirecto en la historia de África del Sur. Su oro suscitó en los europeos la sospecha de que Monomotapa controlaba las legendarias minas del Rey Solomón aludidas en la Biblia.


La creencia que las minas se encontraban dentro del reino de Monomatapa en África del Sur fue uno de los factores que condujeron a la Compañía Holandesa de las Indias Orientales a fundar la Colonia del Cabo, que conduciría finalmente a la creación del país de Sudáfrica.



En aquella época esta civilización llegó a comerciar con otras partes de África a través de puertos como el de Sofala, al sur del delta del río Zambeze.

El Gran Zimbabue está considerado como el santuario nacional del actual Zimbabue, en donde se halló el Pájaro de Zimbabue, el símbolo nacional del país. Actualmente es un lugar arqueológico de gran importancia.


Las ruinas datan de entre los siglos XI y XIV y ocupa un espacio de 150 kilómetros cuadrados. Su época de mayor esplendor fue alrededor de 1440 gracias al comercio de oro que era exportado a lo largo de la costa al sur del delta del río Zambeze. Este lugar es uno el sitio arqueológico más importante del país y se considera lugar sagrado ya que fue aquí donde se encontró el “Pájaro de Zimbabwe”, una escultura de piedra tallada símbolo del país.



Durante la mayor parte del siglo XIX, el país de Zimbahue, solo se conocía por relatos de viajeros, cazadores y aventureros que habían viajado allí y contaban relatos sobre unas impresionantes ruinas abandonadas.


Hablaban de un imperio nativo, que había alcanzado un gran explendor y que había desaparecido hacía mucho tiempo.

Tales historias sirvieron después de inspiración al novelista Ridder Haggard para escribir su novela "Las Minas del Rey Salomón"