Buscador de Castillos

lunes, 7 de diciembre de 2015

El castillo de Trsat y La Orden del Dragón

Leyendas de Castillos. Leyendas Medievales.

El castillo de Trsat y 

La Orden del Dragón

Encontrado en twitter.com


Está situado en la misma ciudad Trsat de Croacia. 
Se cree que el castillo se encuentra construido sobre una antigua fortaleza romana.


Encontrado en.wikipedia.org   subido por Silverije
Desde su elevada situación sobre una empinada colina de facil acceso, se tiene control del acceso por mar a lo largo del rio Rječina. 
Existió aquí, un asentamiento fortificado romano, la fortaleza iliria de Tarsatica. Posteriormente, fue un punto de observación romano y, desde el siglo XIII, fue propiedad de los condes de Krk, antes de pasar a manos de los frankopanes. 


Alrededor del final del siglo XV, los Habsburgo gobernaron Trsat y, aunque pertenecía a Croacia y a los frankopanes, no lo quisieron entregar debido a su posición estratégica.
Los habitantes de Trsat y Rijeka libraron sus batallas más feroces con los venecianos en 1508, mientras que en 1527 los turcos otomanos ocuparon la ciudad un corto período.

Encontrado en.wikipedia.orgsubido por JoJan


En el siglo XVI, Trsat estuvo más a menudo en manos habsburguesas que en frankopanas.
Trsat fue un pueblo croata extremadamente patriota y, junto con Sušak, demostró el apego a su patria siempre que tuvo oportunidad. 

En el siglo XVII el castillo cayó en decadencia debido a las amenazas de Venecia y al Imperio Otomano. 

Su declive se aceleró tras el terremoto de 1750. 
En el año 1811, durante las guerras napoleónicas, el capitán Hoste en persecución de los franceses, llegó con su fragata en Fiume, donde se hizo teniente-gobernador. 



En 1826 le entregó el castillo al Mariscal de Campo Nugent, un irlandés entonces al mando de las tropas austríacas en las inmediaciones, con el propósito de otorgándole el rango de noble. 

El general fue posteriormente honrado por los austriacos y presentado con el castillo de Trsat como su residencia. 

Lo restauró en estilo neogótico y construyó un mausoleo adornado con el escudo de armas de la familia de Nugent. 

Permaneció en la familia Nugent hasta casi el final de la Segunda Guerra Mundial cuando su bisnieta, la condesa Nugent, murió a la edad de 82.

Fue reconstruido y reformado en el siglo XIX.
A día de hoy el patio del castillo se ha convertido en un restaurante y muchos turistas visitan el lugar durante los meses de verano.
A la entrada del castillo se encuentra la estatua de un dragón,
símbolo de La Orden del Dragón.

La Orden del Dragón



La Orden del Dragón era una orden militar católico romana de caballeros, integrada por nobles y príncipes, surgida en Hungría y Croacia a finales de la Edad Media.
La fundó el rey Segismundo de Hungría en 1408, que mas tarde sería emperador del Sacro Imperio Romano Germánico
La Orden del Dragón tuvo especial importancia en Hungría, Croacia, Alemania e Italia, y estaba obligada a defender la Santa Cruz y a luchar contra los enemigos de la iglesia católica.

El origen de la Orden se debió a las feroces batallas por el poder que lideró Segismundo antes de 1408. 

En 1387, el príncipe Segismundo de Luxemburgo fue elegido Rey de Hungría y Croacia, por su matrimonio con la reina María I de Hungría .
 Durante la siguiente década, buscó apoyos y métodos implacables para mantener su posición en el trono, pero su situación empeoró cuando en 1395 su esposa y su único hijo murieron bajo extrañas circunstancias.



En 1401 tuvo que enfrentarse a una serie de revueltas en su país, pero obtuvo poco a poco el control y se reafirmó como el verdadero rey de Hungría. 
 Dirigió una campaña contra los croatas y los bosnios, que culminó en 1408 con la Batalla de Dobor y una masacre a gran escala de familias nobles. 
Su pacto con Herman II se fortaleció en 1408, cuando Segismundo se casó con su hija, Barbara de Celje.

El 12 de diciembre de 1408, tras la Batalla de Dobor, Segismundo y su esposa Bárbara de Celje fundaban la orden de caballería laica conocida actualmente como La Orden del Dragón.

Sus miembros portaban el símbolo del dragón. 
Era la continuación de la anterior orden de caballeros húngaros, la Orden de San Jorge, fundada por el rey Carlos I de Hungría en 1318. 
Aunque San Jorge continuó siendo su patrón.

El dragón era el símbolo de dicha orden. 

Los miembros de la orden,  "draconianos", eran referidos en los estatutos como barones. 
El grupo inicial eran 21 hombres reclutados por Segismundo , que luego elevó a 24 miembros. 


La Orden del Dragón tenía dos niveles. 
El primero contaba con 24 miembros, a los cuales se permitía portar como emblema de la orden tanto el dragón como la cruz. 
El segundo grado contaba con una gran cantidad de miembros, y su símbolo era sólo el dragón

"... nosotros y los fieles barones y magnates de nuestro reino portaremos y cargaremos, y elegiremos y acordaremos portar y cargar, a modo de sociedad, el signo o la efigie del dragón inscrita dentro de un círculo, con la cola enroscada al cuello, dividido en el centro por su espalda a lo largo de todo su cuerpo, desde el extremo de su cabeza hasta el extremo de su cola,  con sangre una cruz roja que fluye hacia fuera, al interior de la hendidura a través de una grieta blanca, no manchada de sangre, del mismo modo que aquellos que luchan bajo el estandarte del glorioso mártir San Jorge acostumbraban a portar una cruz roja sobre una esfera blanca..."

Sobre la espalda del dragón, desde la base del cuello hasta la cola, aparece la Cruz de San Jorge, con la imagen completa de una esfera plateada. 
El emblema de la Orden del Dragón no ha sobrevivido en ninguno de sus originales, pero apareció acuñada en monedas, en obras de arte y en la escritura.

 Un miembro destacado de la Orden del Dragón fue Vlad III ( Vlad el Empalador) quien inspiraría siglos mas tarde el personaje de Drácula.