Buscador de Castillos

domingo, 3 de enero de 2016

El Palacio de Drachenburg y el Relicario de Los Tres Reyes Magos

Leyendas de Castillos. Leyendas Medievales.

El Palacio de Drachenburg 

y el Relicario de Los Tres Reyes Magos



El palacio de Drachenburg, está situado en las montañas alemanas en las afueras de Bonn, Alemania.



No fue la residencia de un rey ni de un príncipe, sino el proyecto de un banquero: el barón Stephan von Sarter, un auténtico Rockefeller alemán que nació como hijo de un posadero de Bonn y terminó sus días como noble.



Sin embargo, nunca llegó a habitar el palacio y este pasó a sus descendientes y luego al Estado alemán.



Drachenburg fue construido entre 1882 y 1884.
Muy cerca del palacio de Drachenburg está la montaña Drachenfels, La Roca del dragón, en la cordillera de Siebengebirge , donde permanecen las ruinas de un castillo en la cima de la montaña.



De estas ruinas, una leyenda alemana cuenta que Sigfrido – el héroe del Cantar de los nibelungos – mató a un dragón que vivía en una caverna en la montaña, para luego bañarse en su sangre y volverse invulnerable.

Desde el Palacio de Drachenburg, se divisa el pueblo de Königswinter, a la orilla derecha del Rin, frente a Bonn.

De esta montaña, Drachenfels, La Roca del dragón, se cuenta que se extrajeron las piedras necesarias para la construcción de la catedral de Colonia, 
de estilo gótico, y situada en el centro de la ciudad de Colonia.


Se construyó entre 1248 y 1880. 
Es el monumento más visitado de Alemania. 
Aquí se guarda el Relicario de los Tres Reyes Magos.
Un relicario que contiene los huesos de los Reyes Magos, también conocidos como los Tres Sabios o los Magos. 

El relicario es un gran sarcófago triple, dorado y ricamente decorado colocado encima y detrás del altar mayor de Catedral de Colonia. 

Subido por Raymond a es.wikipedia.org

Se considera el punto culminante del arte Mosano y el relicario más grande en el mundo occidental.

Las reliquias de los Tres Magos fueron traídas desde Milán por el emperador del Sacro Imperio Romano Germánico Federico Barbarroja, que se las entregó al Arzobispo de Colonia, Reinaldo de Dassel en 1164. 

Desde entonces las reliquias de los Tres Reyes Magos atrajeron una corriente constante de peregrinos a Colonia:

"En los días de Felipe de Heinsberg fue construido el relicario de los tres magos. Esto me fue confirmado por algunos testigos oculares que estaban presentes cuando los tres magos fueron puestos en el relicario."

Partes del relicario fueron diseñadas por el famoso orfebre medieval, Nicolás de Verdún. 
Tiene esculturas de oro elaboradas de los profetas y apóstoles, y de las escenas de la vida de Cristo. El relicario se completó cerca de 1225.

Alrededor de 1199, el emperador Otón IV entregó tres coronas áureas para los reyes magos como un donación a la iglesia de Colonia.

A causa de la importancia del relicario y la catedral para el posterior desarrollo de la ciudad, el escudo de armas de Colonia muestra todavía las tres coronas que simbolizan a los Tres Reyes.

En 1864, el relicario se abrió, y fueron descubiertos los restos de los Tres Reyes y monedas de Felipe de Heinsberg.

La construcción de la Catedral de Colonia se empezó en 1248 para albergar estas importantes reliquias y tardó 632 años en llegar a ser la iglesia gótica más grande de Europa septentrional.


Tiene 157 metros de altura fue el edificio más alto del mundo hasta la culminación del Monumento a Washington en 1884, de 170 metros.

Fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en el año 1996.

La construcción de la actual catedral empezó en 1248, pero no fue terminada hasta 1880. 

Hacia 1510 se interrumpió la construcción por problemas económicos y por falta de interés. 

En 1560, el cabildo de la catedral dejó de aportar fondos de forma definitiva. 
A partir de entonces, durante siglos se estuvo utilizando como templo la parte ya terminada.

La finalización de la catedral fue fuertemente apoyada en el siglo XIX por el Emperador alemán, que reconocía en el gótico una herencia germánica.