Buscador de Castillos

jueves, 31 de marzo de 2016

Castillo de Vozmediano. Leyendas del Moncayo

Leyendas de Castillos. Leyendas Medievales.

Castillo de Vozmediano





Está situado en la zona mas oriental de Soria, en la comarca de Moncayo, en Castilla y León, España.
El castillo de Vozmediano,  desde su conquista en el siglo XII por Alfonso I de Aragón, hasta el establecimiento definitivo de las fronteras entre los reinos de Aragón y Castilla , en el año 1437, ha participado en numerosas batallas, pasando de uno a otro reino en repetidas ocasiones.





Se trata de una impresionante fortaleza gótica del siglo XV, de doble recinto, que se eleva sobre un enorme peñascal, desde donde se domina gran parte del territorio.

En una vaguada cercana, se encuentra el río Queiles, allí aun existe el pasadizo secreto que suministraba agua al castillo en caso de asedio, proporcionándole una posible salida de escape.





Los romanos aseguraban que el hierro del Moncayo junto con el agua del río Queiles eran la mezcla ideal para forjar las mejores espadas.

Allí fabricaban flechas, lanzas, arcos, puñales, cascos, corazas y escudos, abasteciendo a otros regimientos de cuantos elementos fuesen necesarios en sus técnicas de guerra.




El castillo es de origen romano, o al menos la parte interior, la parte exterior y la Torre del homenaje son de origen árabe.

Las primeras noticias documentadas que se tienen de este castillo son del siglo XII.




El castillo está formado por dos recintos:
En el recinto interior, de forma rectangular, destaca la Torre del homenaje, levantada en una de sus esquinas, y otra torre en la esquina opuesta.


En el interior de la Torre del homenaje aún pueden verse los arcos cruzados que sustentaban los pisos interiores de la torre. Aún conserva sus puertas: la de acceso desde el exterior y la de paso o salida desde el Patio de armas.





La muralla exterior está construida a base de cal y canto, y formada por pequeñas almenas en su parte más alta.

Posee varias torres cuadradas y alguna torre redonda artillera construida posteriormente.



Sus muros son de considerable altura, y en ellos pueden distinguirse los sucesivos recrecidos a que fueron sometidos por los diferentes colores de las piedras utilizadas, e incluso pueden verse incrustado en ellos las almenas originales sin desmochar existentes antes de realizar las ampliaciones.



El acceso a la fortaleza se realiza por un paso acodado en una de las torres esquineras del recinto exterior.




Se encuentra en estado de ruina consolidada.

Es propiedad del Ayuntamiento de Vozmediano, y actualmente se usa como cementerio municipal.





Toda la zona del Moncayo , estuvo dominada por los celtíberos durante el siglo III a. C., dominaban las sierras y pie de montes ibéricos, los lusones se establecieron en Bursao (Borja) y en Turiaso (Tarazona) y los belos en Calatayud y Daroca.




En el año 133 a. C., los celtíberos del otro lado de la cordillera, los arévacos, con Numancia, sucumbieron ante los romanos.

Los romanos fundaron Zaragoza, Huesca, Tarazona y Calatayud.
La importancia histórica de Vozmediano está vinculada a su castillo, construido después de la Reconquista de Castilla, mediados del siglo XII.





En 1119 las tropas de Alfonso I el Batallador conquistaron Tudela, Tarazona, Ágreda y Soria.

En 1429 – 1430 pasó de manos castellanas a manos aragonesas.
Estableciéndose las fronteras con la paz de Valladolid en 1453, se cambió la frontera entre los reinos de Aragón, Castilla y Navarra.

En 1591 llegó a esta villa, D. Alonso de Vargas,  con 4.000 infantes y cuatro compañías de a caballo  para sofocar las alteraciones del ejército de Aragón.

El Moncayo 


El Moncayo o San Miguel es una montaña del Sistema Ibérico situada entre las provincias de Zaragoza (Aragón) y Soria (Castilla y León), en España.

Es la cumbre mas alta del Sistema Ibérico y uno de los picos más relevantes de la Península Ibérica.


Está situado en la frontera entre Castilla y Aragón, a los pies de Navarra.

Desde los tiempos de los celtíberos y posteriormente los romanos, la consideraron como una montaña mágica y sagrada, de la que se cuentan muchas leyendas.

La sierra del Moncayo se alza sobre el Sistema Ibérico ,  cercano al valle del Ebro
Su nombre, deriva del latín "Mons Caius" , "Monte de mucha pendiente o cuesta", "Moncayo", donde las nieves permanecían casi todo el año.

El Moncayo consta de tres cumbres , el Moncayo de Castilla o peña Negra, el propio Moncayo,  y Lobera.

Los tres hermanos envidiosos


Cuenta de la existencia de un poderoso brujo y jefe de una tribu celta que habitaba en aquellas tierras y poseía muchas riquezas y un extenso territorio entre las provincias que hoy conocemos como Zaragoza, Soria y Guadalajara.
Quedó viudó y tuvo que hacerse cargo de sus tres hijos, que comenzaron a pelear guiados por la envidia y la codicia para conseguir la herencia de su padre.

Las duras peleas entre los hijos iban siendo cada vez más frecuentes y mas fuertes, hasta que el padre, harto de las riñas entre sus hijos, los maldijo , podrían verse pero no hablarse.

Los tres hermanos quedaron convertidos en las tres altas montañas :
el mayor, Moncayo;
el mediano, Ocejón,
y el pequeño, Alto Rey.



En la ermita situada en la cima del Alto Rey se puede contemplar un grabado en la piedra en la que se muestran tres cabezas situadas las unas de las otras de la misma manera que se sitúan geográficamente el Moncayo, el Ocejón y el Alto Rey.


Cuentan entre los serranos
que en los remotos albores
los primeros moradores
eran díscolos hermanos.
Por parajes castellanos
discurrían sus peleas
en pueblos y las aldeas
de la zona les veían
las disputas que tenían
con tanta mala ralea.

El padre encolerizado
una maldición hacía
a los tres desearía
estar lo más alejado
y cada uno acompañado
de su propia vanidad
en días de claridad
cerca del cielo olvidados
como montes elevados
sentirán su soledad.

El mayor es el Moncayo,
el mediano es Ocejón,
aunque menos mocetón
atrayendo al veloz rayo
a través y de soslayo
está el pequeño Alto Rey,
los lugareños su ley
la aceptan de muy buen grado
los pastores con agrado
a él suben toda su grey.