Buscador de Castillos

lunes, 4 de abril de 2016

Palacio de los Guzmanes de León y el Panteón de los Reyes

Leyendas de Castillos. Leyendas Medievales.

Palacio de los Guzmanes de León

Es un palacio renacentista del siglo XVI situado en la plaza de San Marcelo, en la ciudad de León, España.
Fue el palacio más destacado de la ciudad y declarado Monumento histórico  en 1963

Fue mandado construir por D. Ramiro Núñez de Guzmán,  perteneciente a familia de los Guzmanes, uno de los linajes leoneses más antiguos y nobles en la historia de León.

El palacio tiene planta trapezoidal articulada en torno a un patio interior y esta torreado en sus cuatro esquinas.




Su fachada principal tiene un marcado desarrollo horizontal, es de tres alturas separadas por impostas, la inferior tiene ventanas enrejadas, el cuerpo central balcones de los cuales los cercanos a la portada y los situados en las esquinas se coronas con frontones triangulares y semicirculares, y el superior presenta una galería que recorre la fachada hasta las torres formada por arcos de medio punto separados por pilastras corintias.




Sobre estas y sobresaliendo de la cornisa se disponen un conjunto de gárgolas.
Las torres tienen una altura más, la última reconstruida en la restauración de 1975 buscando devolverles el aspecto que tuvieron antes de ser desmochadas en 1840. Tres de ellas lucen ventanas angulares y la suroeste lleva adosada una escalera de caracol.

La fachada sur que da a la calle Ancha es de estilo más clasicista,  con ventanas angulares de la torre sudeste decoradas con pilastras dóricas y columnas jónicas y corintias.

La portada principal se abre descentrada siguiendo la tradición medieval hispana, un arco de medio punto, está enmarcada por columnas jónicas sobre las que se apoya el entablamento que sustenta un balcón rematado por un frontón triangular decorado. A sus lados siguiendo la vertical de las columnas, dos guerreros portan los escudos de armas de la familia.

Atravesando el zaguán se accede al patio columnado.
Es de dos plantas, la baja formada por arcos escarzanos apoyados en columnas jónicas y la superior con arcos carpaneles sobre columnas corintias.




Entre estas los antepechos están labrados con los escudos de los Guzmanes.
Los huecos se cubren con vidrieras.
Rematan el conjunto gárgolas al igual que en la fachada.

En la zona sur del patio se sitúa la escalera claustral de tres tramos sobre bóvedas rampantes.

El aspecto del edificio tal y como lo vemos hoy , se debe a las restauraciones de los siglos XIX y XX. 




Respecto a las dependencias interiores han sido totalmente modificadas en las sucesivas obras llevadas a cabo en los pasados siglos.

Está decorado con cuadros, tapices y vidrieras de temas alegóricos de la historia leonesa .


La Capilla Sixtina del Románico

El Panteón de los Reyes







Cerca de este palacio se encuentra el Museo de San Isidoro de León ubicado en la Real Colegiata de San Isidoro, considerado uno de los mejores conjuntos románicos de España, de hecho se le conoce como la Capilla Sixtina del Románico por sus elaborados frescos en un excepcional estado de conservación.





Allí, en el Panteón de los Reyes, durante la Edad Media recibieron sepultura la mayoría de los reyes y reinas del reino de León.

Bajo dos robustas columnas, sobre las que se apoyan siete arcos, se guarda la obra pictórica considerada las cumbre del Románico español.


http://www.museosanisidorodeleon.com/


Allí yace enterrado D. Alfonso IV de León, llamado «el Monje», que al quedar viudo, renunció al trono , abdicando y profesando como religioso en el monasterio de Sahagún.

Después se arrepintió y quiso recuperar el trono leonés, pero Ramiro II, le capturó y ordenó que le dejaran ciego.




Ramiro II de León, llamado «el Grande» , fue rey de León, entre 931 y 951. 
Sus enemigos musulmanes lo llamaron «el Diablo» por su ferocidad y energía.


http://hispanismo.org/

Ordoño III, hijo y sucesor de Ramiro II de León, que se enfrentó a navarros y castellanos, que apoyaban a su hermano Sancho I de León en la disputa que ambos sostenían por el trono.






Sancho I de León, llamado «el Craso» , apoyado por el reino de Navarra y por el conde castellano Fernán González, primer conde independiente de Castilla, aunque luego él mismo conde le destronó nombrando rey a Ordoño IV.





Bermudo  II de León, llamado «el Gotoso» 

Zaida, la princesa musulmana de Al-Ándalus, nuera de Al-Mu'tamid y para unos concubina, para otros esposa de Alfonso VI con quien tuvo al infante Sancho Alfónsez muerto en la Batalla de Uclés (1108).





Así una larga lista de reyes y reinas que allí permanecen enterrados.