Buscador de Castillos

martes, 14 de junio de 2016

Castillo de Berlanga de Duero. Leyendas de Soria

Leyendas de Castillos. Leyendas Medievales.


Berlanga de Duero es una villa y también un municipio de la provincia de Soria, Comunidad Autónoma de Castilla y León, España.

Castillo de Berlanga de Duero




Fue construido en el siglo XV, sobre otro anterior de origen musulmán. 

Está formado por gruesos muros, rodeando una esbelta torre del homenaje. 

Se conservan restos de dos cercas, la primera rodea la falda del castillo y arropaba la villa vieja. 

De ésta se ven grandes paños muy bien conservados y la puerta del Mercado, junto al Palacio. 

La segunda cerca rodeaba la villa nueva y de ésta se conserva un largo tramo del tapial que partía desde la muralla vieja, un fuerte conocido como Las Torrecillas y la Puerta de Aguilera. 
A principios del siglo XX se demolieron otras dos puertas de la muralla nueva llamadas de La Hoz y las Portonas.

Antes de los romanos ya hubo población celtíbera de la que se han restos esparcidos por todo el término.

Durante el dominio árabe fue plaza importante dentro de la jurisdicción de Medinaceli.

Después de la Reconquista se le asignó un territorio de Comunidad de villa y tierra (Comunidad de Villa y Tierra de Berlanga), que permaneció casi inalterado (sólo se desgajó Rello) hasta la abolición de los señoríos. Primero fue territorio de realengo pero pronto los reyes se lo entregaron a la familia Tovar, que ostentaba el ducado de Frías al que unieron el título de marqueses de Berlanga. 

Estos construyeron el castillo actual y el palacio, que fue arruinado por los franceses y que tenía, según las crónicas de la época, uno de los mejores jardines de Europa.





Durante la Edad Media estaba rodeado de grandes bosques de robles y carrascas.

La importancia histórica de la villa se comprende por hallarse en la línea del Duero, divisoria durante toda la Edad Media de los reinos moros y cristianos primero, y de los castellanos y aragoneses más tarde. 

Formaba, junto con las fortalezas de Gormaz, Osma, San Esteban y Atienza, esa línea que era conquistada una y otra vez, tanto por los musulmanes como por los cristianos.


Leyendas de Soria


En Berlanga de Duero existen muchas leyendas
La imaginación colectiva convirtió en un enorme lagarto al cocodrilo disecado traído por Fray Tomás desde Panamá. Lagarto que se engordó y agrandó al comer los cadáveres del cementerio. 



Una leyenda sitúa a Almanzor prisionero en Bordecorex, donde moriría hambriento y apesadumbrado. 

En Burgo de Osma la catedral es el escenario de varias leyendas. 
Cuenta una que se levantaron de sus tumbas los obispos San Pedro de Osma, Beltrán y Esteban, para conminar a un Obispo Simoníaco difunto a que abandonara la catedral, como así lo hizo saliendo por la Puerta de la Capiscolia; escena que está grabada en el sepulcro de San Pedro de Osma, con aparición incluída del diablo y candelabrazos que recibe el simoníaco, uno de los cuales se conserva como reliquia.



En Bretún se creía que había gallinas gigantes por las huellas de dinosaurios y pisadas de ancestrales vertebrados.

Todo tiene sentido al visitar los yacimientos de icnitas, o huellas de dinosaurios que se localizan en varias zonas pertenecientes a las provincias de Burgos y Soria, en la región sedimentaria denominada Cuenca de Cameros, donde son muy comunes las icnitas fosilizadas de dinosaurios. 




En zonas pantanosas o húmedas, las pisadas de grandes dinosaurios, tanto herbívoros como carnívoros, quedaron marcadas, y el paso del tiempo, la desecación y los sedimentos hicieron el resto.