Buscador de Castillos

miércoles, 28 de septiembre de 2016

Puebla de Alcocer y Amilcar Barca

Leyendas de Castillos. Leyendas Medievales.


Puebla de Alcocer 

y Amilcar Barca






Puebla de Alcocer es un municipio español, situada al NE de la provincia de Badajoz, en la comarca conocida como La Siberia española, en Extremadura, España.

El castillo de Puebla de Alcocer, del siglo XIII , está situado sobre una roca alargada desde donde se vigilaba y defendía gran parte del territorio.



El castillo tiene planta poligonal e irregular con gruesos muros sobre la roca, que le sirven de cimientos.

Tiene dos puertas, una orientada hacia el este, y la otra hacia el oeste. En la zona inmediata a esta última puerta se encuentran las dependencias residenciales del castillo.





De estas dependencias, actualmente tan sólo quedan algunos muros, puertas y ventanas, tenía tres plantas, y la última era la principal, con una chimenea de la que aún se puede observar su campana.


Dentro del castillo se encuentra la torre del homenaje con varios pisos.
Es una torre cilíndrica de 25 metros y totalmente interior.



En la parte superior de la misma se conserva el blasón con las armas de Zúñiga, que reconstruyeron el castillo en el siglo XV.
Tanto la muralla como la torre del homenaje pueden ser recorridas por los visitantes.


Ha sido restaurado parcialmente en los últimos años, aunque sigue estando muy deteriorado.


Muy cerca del castillo, en los alrededores del municipio de Puebla de Alcocer, se han encontrado numerosos vestigios arqueológicos dentro del término municipal, el más conocido es el yacimiento de la ciudad romana "Lacimurga Constantia Iulia", antes llamada "Popula Coqueres" o "Popula Succosa", cuya traducción más cercana sería, pueblo o lugar de agua finas, debido seguramente a que Puebla está rodeada de muchos manantiales de aguas finísimas.




Esta ciudad alcanzó su mayor esplendor en el siglo II a. C. durante la época romana.

Primitivamente estaba asentada al pie de la sierra, sobre el llano, pero con el tiempo se trasladó a su emplazamiento actual, cerca del castillo, buscando seguridad y protección, rodeándose además, de una cerca amurallada de piedra cuyos restos todavía resultan visibles en algunos lugares.



El historiador Vicente Paredes, sitúa en este lugar a la antigua ciudad cartaginense Akra-Leukra, fundada por Amílcar Barca, el año 230 a. C.



Existen ruinas en el pueblo conocidas como "El Castillo Viejo", que responde a las características de las fabricas bélicas de los cartagineses.

Puebla de Alcocer fue un importante núcleo de repoblación durante el siglo XIII, cuando se formó el Condado de Belalcázar.




En el año 1214, la zona fue conquistada por los cristianos, que llegaron hasta el sur de los Montes de Toledo.



Amílcar Barca. Padre de Aníbal




Amilcar nació alrededor del año 275 a. C., aproximadamente.

De estirpe aristocrática, fundó una de las dinastías más famosas y poderosas de la Antigüedad, los Bárcidas.

Fue el primero del poderoso clan de los Bárcidas, que dominó la política cartaginesa durante la segunda mitad del siglo III a. C. 



En el 247 fue nombrado general del ejército cartaginés cuando llegó a Sicilia, durante las últimas fases de la primera guerra púnica.

Ya era tarde para cambiar el curso de la guerra, y los romanos estaban ganando las batallas, tanto las marítimas como las terrestres.

Teniendo el mando de un ejército terrestre, el cartaginés no buscó el enfrentamiento directo con las disciplinadas legiones romanas.

En vez de eso, mantuvo en jaque al enemigo con una táctica de guerra de guerrillas y veloces golpes de mano.



No logró ninguna victoria decisiva, pero mantuvo el ejército intacto, dirigiéndolos con una impecable disciplina.
Diodoro escribió lo siguiente acerca de su persona:

"Incluso antes de que llegara a ser general, la nobleza del espíritu de Amílcar era manifiesta y, cuando él tomó el mando se mostró así mismo digno de su patria por su ardor por la gloria y su desprecio al peligro. Tenía fama de ser un hombre de excepcional inteligencia y como eclipsaba a todos sus conciudadanos, tanto atrevimiento como en las armas, él era verdaderamente un magnífico líder como un bravo guerrero."

Desde sus bases en Sicilia, Córcega y Cerdeña, lanzó continuos ataques de saqueo contra las costas italianas, hasta que, derrotado en la batalla naval de las islas Egatas (241), perdió la isla de Sicilia y se retiró a África. 

Allí hizo frente a la rebelión de sus mercenarios, sublevados al saber que no había recursos para pagarles; esta «Guerra de los Mercenarios» (241-238) le supuso la pérdida de Cerdeña.



Mientras tanto, la debilidad de Cartago fue aprovechada por los pueblos anteriormente sometidos (libios, ibéricos) para intentar recuperar su libertad. 
En el 237 Amílcar fue puesto de nuevo al frente del ejército, con el que se resarció de todas las pérdidas recuperando territorios en la península Ibérica y avanzando desde allí contra Roma; dicho plan, trazado por el Senado cartaginés, contaba con las abundantes riquezas de la Península como base de la contraofensiva.



Acompañado de su hijo Aníbal y de su yerno Asdrúbal, Amílcar desembarcó en Cádiz (única ciudad peninsular que se había mantenido en poder de los cartagineses); dominó el valle del Guadalquivir, combatiendo a tartesios, íberos y celtas; pasó a la conquista de Levante, rebasando la zona de influencia reconocida por los romanos; fundó Akra Leuke (la actual Benacantil, en Alicante); y murió en combate contra los oretanos durante el asedio de Heliké. 

Asdrúbal (hasta el 221 a. C.) y Aníbal, su hijo, (del 221 al 183) continuaron su obra.



http://www.biografiasyvidas.com/
http://buceandoenlaleyenda.blogspot.com.es/2013/09/el-padre-de-anibal-amilcar-barca.html