Buscador de Castillos

martes, 25 de octubre de 2016

El castillo de Duart y El galeón perdido

Leyendas de Castillos. Leyendas Medievales.


El castillo de Duart y El galeón perdido



El castillo de Duart 





Está situado en la isla de Mull , en la costa oeste de Escocia, se construyó durante el siglo XIII por el clan MacLean . 

En 1647, el castillo de Duart fue atacado y sitiado por las tropas del gobierno de Argyll del clan Campbell , siendo derrotados y expulsada por las tropas realistas del clan MacLean .

En septiembre de 1653, un grupo con seis barcos de Cromwell sitiaron el castillo, mientras los Maclean huían a Tiree .

En 1678, Archibald Campbell, noveno conde de Argyll , invadió con éxito las tierras del clan MacLean , haciendo huir a Sir John Maclean, que se retiró al castillo de Cairnbulg.





En 1691 el castillo de Duart fue entregado por Sir John Maclean, a Archibald Campbell, 1r duque de Argyll .

El clan Campbell demolió el castillo, y se dispersaron las piedras de las paredes. Donald Maclean, el quinto señor de Torloisk, utilizó algunos de las piedras para construir una casa para su familia cerca del lugar donde se encontraba el castillo.
En 1751 fue abandonado hasta 1801, en que los descendientes de Archibald Campbell, lo vendieron al Torosay Estate.

No sería hasta 1911 que Sir Fitzroy Donald Maclean , Jefe de la clan MacLean lo compró y lo restauró. 

Está situado en la orilla del lago Buie.
Toda la isla se convirtió en un área restringida durante la Segunda Guerra Mundial . 



La bahía en Tobermory se convirtió en una base naval al mando del Commodore (más tarde Vicealmirante) Sir Gilbert Stephenson , cuya disciplina y tremendo temperamento le valió el apodo de "El Terror de Tobermory".

La base fue utilizado para entrenar a grupos de escolta para la guerra, llegando a pasar por su base hasta 911 barcos entre 1940 y 1945.

La isla de Mull , es la segunda isla mas grande de las Hébridas Interiores (después de Skye ), y está situada frente a la costa oeste de Escocia.



Tobermory es su capital, donde está la única destilería de Mull de whisky escocés.

Se cree que Mull fue habitada desde poco después del final de la última edad de hielo , alrededor del año 6000 antes de Cristo. 

Han quedado restos arqueológicos de la Edad del Bronce como menhires o círculo de piedra, y de la edad de hierro, entre 600 a C al 400 d C, en la que sus habitantes construyeron fuertes de protección.



Tuvo gran importancia el siglo VI, cuando se cree que el cristianismo fue llevado a esta parte del norte de Gran Bretaña por S. Columba , cuando llegó de Irlanda para establecer un monasterio en la isla de Iona justo al lado del extremo sudoeste de Mull.

Durante el siglo XIV , Mull se convirtió en parte del señorío de las islas . En 1493 la isla fue tomada por el clan MacLean, y en 1681 por el clan Campbell.


El galeón perdido


La leyenda cuenta que los restos del naufragio de un galeón español, cargados de oro, permanece hundido en algún lugar del fondo de la bahía de Tobermory, aunque la verdadera identidad del buque y la carga, no se sabe con seguridad.

Según algunas versiones, un barco de la Armada Española  escapó de la flota inglesa en 1588, (no se sabe si fue el Florencia, el Florida , o el San Francisco ),
el casó es que ancló en el puerto de Tobermory , donde después de una disputa sobre el pago, el barco se incendió y explotó el polvorín, con el resultado del hundimiento del buque. 

En su bodega, según cuentan había mas de 300.000 £ en lingotes de oro .


Otras versiones dicen que el buque era el San Juan de Sicilia (o San Juan de Baptista ), que según los registros, transportaba tropas, no tesoro, por lo que el jefe de la isla, Lachlan Mor Maclean , llegó a un acuerdo con el comandante español para aprovisionar restaurar la nave a cambio de una intervención militar al lado de los Maclean en su guerra con sus enemigos.

Cualquiera que sea la verdadera historia, ha habido numerosas búsquedas de los restos del naufragio, y su tesoro perdido, desde mediados del siglo XVII hasta el final del siglo XX.

Ni el tesoro ni el barco llegaron jamás a recuperarse de la bahía de Tobermory.