Buscador de Castillos

jueves, 13 de octubre de 2016

El castillo de Frankenstein

Leyendas de Castillos. Leyendas Medievales.


 El castillo de Frankenstein





El Castillo de Frankenstein es un castillo situado sobre una cima a 5 km al sur de Darmstadt en Alemania.

Por el año 1250, Lord Konrad II,  Reiz von Breuberg construyó el Castillo de Frankenstein, cambiando su apellido por Von und zu Frankenstein.

El primer documento en el que hay constancia de la existencia del castillo data de 1252 y ya aparece su nombre como tal.

Fue el fundador del señorío imperial libre de Frankenstein, que sólo respondía a la jurisdicción del emperador, con posesiones en Nieder-Beerbach, Darmstadt, Ockstadt, Wetterau y Hesse, aunque tenía otras posesiones como Burgrave en Zwingenberg (Auerbach (Bensheim)), en Darmstadt, Groß-Gerau, Frankfurt am Main y Bensheim. 

La colina sobre la que descansa el castillo fue probablemente ocupado por otro castillo anterior hasta el siglo XI, que cayó en ruinas después de la construcción del Castillo de Frankenstein, a unos cientos de metros hacia el noroeste. 



En el año 1292 los Frankenstein se aliaron con los condes de Katzenelnbogen.

En 1363, el castillo fue dividido en dos partes y entregado a dos ramas diferentes de la familia Frankenstein. 

Al principio del siglo XV, el castillo fue agrandado y modernizado y los caballeros de Frankenstein se independizaron de los Condes de Katzenelnbogen. 

Ambos eran grandes opositores a las reformas y conflictos territoriales, relacionadas con el Condado de Hesse-Darmstadt.

Al final Lord Johannes I, el cabeza de familia, vendió el señorío al Condado de Hesse-Darmstadt en 1662.

Después de esto, el castillo fue usado como refugio y como hospital, quedando en ruinas en el siglo XVIII.




Sus dos torres, fueron restauradas a mediados del siglo XIX.

Según la leyenda, el caballero Georg von Frankenstein , en 1512 luchó contra un terrible dragón que vagaba por los alrededores del castillo, raptando niños y matando gente.

Una de las víctimas fue Anne-Marie, la novia de George von Frankenstein.

Cuando George se enteró de la desaparición de Anne-Marie salió en su busca, pero solo encontró al dragón, ni rastro de Anne-Marie, así que comenzó una durísima pelea en la que ambos murieron.

Desde entonces muchos aseguran haber visto al caballero entre las ruinas , además de extrañas luces que se encienden y se apagan.

El épico hecho es recordado con una estatua de piedra en forma de dragón a la entrada de la fortaleza.

En 1968, se abrió un restaurante dentro del castillo, y en 1976, a los soldados estadounidenses destinados en Darmstadt , se les ocurrió organizar un pequeño festival de halloween en el castillo. La idea tuvo tanto éxito, que con el tiempo se convertió en uno de los mayores festivales de halloween en Europa.




Dicen que Mary Shelley se inspiró en el castillo para escribir, con tan solo 18 años, la novela Frankenstein (1818) o el moderno Prometeo, novela que la hizo famosa y con la que se inició el género de ciencia-ficción.

Se cree que visitó el castillo durante sus viajes por el Rin y aquí conoció la historia de Johann Konrad Dippel von Frankenstein , un famoso teólogo, alquimista, anatomista y físico que fue encerrado por herejía y robo de cadáveres de los cementerios.



Frankestein


Frankenstein está compuesta por tres narraciones. 
En la primera, Robert Walton cuenta a su hermana, en sus cartas, su viaje al Polo Norte. 
En una de esas cartas le cuenta la narración de Víctor Frankenstein, que incluye a su vez la narración del monstruo.
Su estructura, de cajas chinas, responde al género epistolar tan de moda en el siglo XVIII.



Víctor Frankenstein es el moderno Prometeo, el protagonista que recibe el fuego de la vida y que es capaz de crear, muy a su pesar, un monstruo sin nombre. 

"Durante casi dos años había trabajado infatigablemente con el único propósito de infundir vida a un cuerpo inerte. Para ello me había privado de descanso y de salud", confiesa Víctor.

El monstruo que nace de la materia inerte va transformándose en ser humano a medida que adquiere el lenguaje. 



Se le menciona en la obra como "engendro", "monstruo", "aquel ser", "la criatura", ... y, aunque nace inocente, su soledad, el horror y el desprecio que produce su contemplación a las demás personas le van convirtiendo en un ser brutal. 

Persiguen a Frankenstein, destruyen a su familia y posteriormente , incluso es perseguido por su creador que, responsable de su obra, trata de evitar otros males que la criatura pueda causar.