Buscador de Castillos

viernes, 18 de noviembre de 2016

El Castillo de La Brède y Montesquieu

Leyendas de Castillos. Leyendas Medievales.


El Castillo de La Brède





Aunque no se sabe exactamente la fecha de su construcción, ya en el año 1079 se hace mención de un duelo que tuvo lugar en este castillo, cuando debía existir en La Brède una fortaleza construida en una mota artificial, realizada con la tierra procedente del excavado de los fosos.



Esta construcción sería, probablemente, de madera, como eran la mayor parte de las construcciones aristocráticas de la época románica, pero en 1283, el castillo fue probablemente destruido tras un ataque. 
Su reconstrucción dos años mas tarde, en 1285, aparece mencionado en el primer documento escrito referente al castillo de La Brède. 



La estructura del castillo evoluciona a medida que se van ampliando los fosos. 
El primer recinto de la mota románica todavía se conserva, junto a un patio cuadrado rodeado de fosos.
Ambos elementos se conectan para permitir la circulación del agua.
La Brède no se vio totalmente al margen de los conflictos y las consecuencias de la Guerra de los Cien Años. 



En 1419, el castillo resultó dañado por los tiros de la artillería francesa y Jean de La Lande obtiene el permiso para volver a fortificarlo. 
En ese momento, se construye un tercer foso elíptico que se conecta con los dos anteriores. 
En 1453, Jean de Lalande, hijo del anterior, se embarca para Inglaterra. 
El Rey de Francia confisca sus propiedades y no le devolverá la fortaleza hasta diez años más tarde.
El castillo aparece ahora rodeado de un recinto casi circular de cuarenta metros de diámetro. 
Una sucesión de puentes levadizos, protegidos por muros de aspilleras, permite un acceso vigilado al patio principal del castillo.



Tras el matrimonio de la biznieta de Jean de La Lande, el castillo de La Brède pasa a ser propiedad de la familia Penel (o Pesnel). 
En 1577, los muros que rodeaban los fosos se derribaron para formar un gran lago. 



El castillo pierde su carácter de fortaleza y se convierte en un recinto palaciego, con tres puentes levadizos de acceso y  adquiriendo su forma definitiva tal y como lo conocemos hoy.


Charles Louis de Secondat, Señor de la Brède y Barón de Montesquieu (18 de enero de 1689 — París, 10 de febrero de 1755), nació en este castillo.


Montesquieu



Fue un cronista y pensador político francés, cuya obra se desarrolla en el contexto del movimiento intelectual conocido como la Ilustración, un movimiento cultural europeo que se desarrolló desde finales del siglo XVII hasta el inicio de la Revolución francesa, aunque en algunos países se prolongó durante los primeros años del siglo XIX. 

Su finalidad era disipar las tinieblas de la humanidad mediante las luces de la razón, por este motivo se llamó al siglo XVIII , el Siglo de las Luces.

Los pensadores de la Ilustración sostenían que el conocimiento humano podía combatir la ignorancia, la superstición y la tiranía para construir un mundo mejor. La Ilustración tuvo una gran influencia en aspectos económicos, políticos y sociales de la época. 



La expresión estética de este movimiento intelectual se denominó neoclasicismo.

Montesquieu fue uno de los filósofos y ensayistas ilustrados más relevantes, en especial por la articulación de la teoría de la separación de poderes, que dividió tres clases: 
El legislativo, el príncipe o el magistrado hace las leyes para cierto tiempo o para siempre, y corrige o deroga las que están hechas. 
El ejecutivo, hace la paz o la guerra, envía o recibe embajadores, establece la seguridad y previene las invasiones.
El judicial, castiga los crímenes o decide las contiendas de los particulares.

La intención era establecer entre los tres, un sistema de equilibrios que impidiera que ninguno pudiera degenerar hacia el despotismo.

Montesquieu siguiendo la tradición familiar, estudió derecho y se hizo consejero del Parlamento de Burdeos (que presidió de 1716 a 1727). 



Vendió el cargo y se dedicó durante cuatro años a viajar por Europa observando las instituciones y costumbres de cada país; se sintió especialmente atraído por el modelo político británico, en cuyas virtudes halló argumentos adicionales para criticar la monarquía absoluta que reinaba en la Francia de su tiempo.

Se hizo célebre con la publicación de sus Cartas persas (1721), una crítica sarcástica de la sociedad del momento, que le valió la entrada en la Academia Francesa (1727). 

En 1748 publicó su obra principal, Del espíritu de las Leyes, obra de gran impacto (se hicieron veintidós ediciones en vida del autor, además de múltiples traducciones a otros idiomas). 

Compartió los principios de tolerancia religiosa, y la aspiración a la libertad de la Ilustración francesa pero denunció las viejas instituciones inhumanas como la tortura o la esclavitud,  alejándose del racionalismo abstracto y del método deductivo de otros filósofos ilustrados para buscar un conocimiento más concreto, empírico, relativista y escéptico.

En "El espíritu de las Leyes", Montesquieu elaboró una teoría sociológica del gobierno y del derecho, mostrando que la estructura de ambos depende de las condiciones en las que vive cada pueblo: en consecuencia, para crear un sistema político estable había que tener en cuenta el desarrollo económico del país, sus costumbres y tradiciones, e incluso los determinantes geográficos y climáticos.

De los diversos modelos políticos que definió, Montesquieu asimiló la Francia de Luis XV , una vez eliminados los parlamentos,  al despotismo, que descansaba sobre el temor de los súbditos; alabó en cambio la república, edificada sobre la virtud cívica del pueblo, que Montesquieu identificaba con una imagen idealizada de la Roma republicana. 

Definió la monarquía como un régimen en el que también era posible la libertad, pero no como resultado de una virtud ciudadana difícilmente alcanzable, sino de la división de poderes y de la existencia de poderes intermedios, como el clero y la nobleza, que limitaran las ambiciones del príncipe.

Desde que la Constitución de los Estados Unidos plasmó por escrito tales principios, la obra de Montesquieu ejerció una influencia decisiva sobre los liberales que protagonizaron la Revolución francesa de 1789 y la posterior construcción de regímenes constitucionales en toda Europa, convirtiéndose en un dogma del Derecho Constitucional que ha llegado hasta nuestros días.


Fuentes.-
Château de la Brède - © Fondation Jacqueline de Chabannes, photographe Jérémie Buchholtz.
http://www.biografiasyvidas.com
http://es.wikipedia.org