Buscador de Castillos

lunes, 14 de noviembre de 2016

Los castillos de Bellinzona y La Batalla de Tesino

Leyendas de Castillos. Leyendas Medievales.


Los castillos de Bellinzona





Los castillos de Bellinzona son un grupo de fortificaciones situadas alrededor de la ciudad de Bellinzona , la capital del cantón suizo de Ticino, en los Alpes.

El grupo se compone de muros fortificados y tres castillos nombrado Castelgrande , Montebello y Sasso Corbaro.




Castelgrande se encuentra en un pico rocoso que domina el valle, con una serie de muros que protegen la ciudad antigua y se conectan a Montebello.



Sasso Corbaro, el más alto de los tres castillos, y está situado en un promontorio rocoso aislado al sureste de los otros dos.



Los castillos de Bellinzona fueron declarados Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en el año 2000.

El cantón del Tesino se encuentra en el sur de Suiza, pero está rodeado casi por completo por Italia, con la que limita al este, oeste y sur. 



Al norte limita con los cantones de Valais y Uri, y al noreste con el cantón de los Grisones.

Rodeado por bosques y los lagos Mayor y Lugano en la antigüedad estos territorios fueron habitados por tribus celtas hasta que la región fue tomada por el  Imperio romano.




En el Medioevo el territorio actual del cantón era gobernado por el Duque de Milán, hasta que en el siglo XV los confederados suizos conquistaron los valles al sur de los Alpes.



Las tierras del cantón del Tesino fueron las primeras tierras conquistadas por la Confederación Helvética. 

Durante el período de la República Helvética, por decisión de Napoleón Bonaparte , en el año 1803, los habitantes fueron obligados a formar dos cantones: Bellinzona y Lugano, aunque luego los reunificó de nuevo.



Aquí , Anibal Barca al frente de su ejército cartaginés se enfrentó con el romano Publio Cornelio Escipión (padre del que más tarde sería conocido como el Africano), al mando de sus ejércitos romanos. 



El enfrentamiento tuvo lugar en el año 218 a. C. , y sería conocida como la batalla del Tesino.



La Batalla de Tesino





Aníbal salió de Hispania con intención de dominar el territorio italiano.
Escipión, al mando de su ejército, se dirigió hacia Massalia para detener al cartaginés, mientras ordenaba que la mayor parte de su ejército continuara su marcha hacia Hispania. 

Así, aprovechando la ausencia de Anibal, podrían derrotar a los cartagineses que quedaban allí, mientras él volvía a Italia para enfrentarse con el cartaginés en las llanuras del Po.





Nada mas llegar al suelo italiano, Aníbal comenzó a reclutar tropas entre las tribus galas, para aumentar sus ejércitos. 

Fue entonces cuando le llegó la noticia de la vuelta de Escipión.
Ambos lideres estaban impacientes por enfrentarse en una batalla y medir sus fuerzas, por lo que Escipión comenzó la marchar hacia el norte del rio Po.



Aníbal estaba decidido a obligar a los ejército romanos a retirarse más allá del río Po, así mejoraría su posición ante las tribus locales, por lo que tomó a los 6000 hombres de caballería que habían sobrevivido al cruzar los Alpes, y se puso en posición para el combate.





Mientras Escipión hacía otro tanto, posicionando a toda su caballería y además un número pequeño de vélites, infantería ligera armada con jabalinas.

Las caballerías pesadas de ambas fuerzas se encontraban en el centro, donde se produjo la lucha más dura. 

Aníbal había colocado su caballería más ligera de Numidia en los flancos.
Ordenando atacaran a los vélites, rompió la línea romana, lo que le permitió llegar y atacar a la caballería romana por los flancos con mucha mayor facilidad.


El ejército romano, al verse atacado por dos frentes rompió filas y huyó hacia su campamento. 

Escipión resultó gravemente herido en la batalla , aunque sobrevivió gracias a la intervención de su hijo también llamado Publio Cornelio Escipión (el futuro vencedor de Aníbal).

Fue la primera victoria de Aníbal en suelo italiano.